Contactar con GRANADA REPUBLICANA UCAR

Correo Electrónico: info@granadarepublicana.es

domingo, 16 de mayo de 2010

Baltasar Garzón, última víctima del franquismo


El jurista intentó llevar a cabo la investigación sobre las más de 100,000 desapariciones a manos de los franquistas durante la guerra civil (1936-1939) y la posterior dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

Panamá América

15/05/2010

Después de 22 años trabajando al frente del Juzgado de Instrucción número cinco, el juez Baltasar Garzón abandonó ayer, entre lágrimas, la Audiencia Nacional española, desde que persiguió al ex dictador chileno Augusto Pinochet, a represores de la dictadura argentina, a terroristas y a narcotraficantes.

Y desde que también intentó, sin éxito, investigar uno de los episodios más oscuros de la historia de España: las más de 100,000 desapariciones a manos de los franquistas durante la guerra civil (1936-1939) y la posterior dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

Eran cerca de las dos de la tarde cuando el juez, de 54 años, salió del tribunal por la puerta principal.

Poco antes, y mientras tomaba declaración a un imputado, le habían comunicado por teléfono lo que se sabía de antemano que iba a ocurrir.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decidió suspenderlo cautelarmente, después de que el juez del Tribunal Supremo, Luciano Varela, abriese el miércoles juicio oral contra él por presunta prevaricación intencionada en la investigación de los crímenes franquistas. Garzón debía abandonar “de forma automática” la Audiencia Nacional.

Jueces, fiscales y otros funcionarios se reunieron en la puerta de la audiencia, muy cerca del Supremo, en el que tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados, para despedirlo con aplausos, abrazos y ovaciones, junto a ciudadanos anónimos congregados allí para expresarle su solidaridad y apoyo.

“Garzón, amigo, el pueblo está contigo”, le gritaron.

Su mujer, Rosario Molina, había acudido al lugar de trabajo de Garzón para acompañarlo en el trance. El juez pretendía meterse con ella en el auto oficial, pero la emoción se impuso.

Y Garzón rodeó el vehículo para fundirse en abrazos con compañeros como los magistrados Fernando Andreu y Santiago Pedraz y con ciudadanos que se decían “consternados” por la suspensión del único juez que tuvo “en cuenta a las víctimas” del franquismo.

Para entonces, las sonrisas de agradecimiento en la cara del juez se habían convertido ya en mueca que trataba de evitar, sin éxito, las lágrimas.

Prácticamente a la misma hora, el ultraderechista Miguel Bernad, secretario general del autodenominado sindicato Manos Limpias -no cuenta con representación en ningún centro de trabajo de España-, anunciaba en rueda de prensa el “triunfo de toda la sociedad”. La suspensión de Garzón, dijo, demuestra que “nadie está por encima de la ley”.

Las acusaciones sostienen que Garzón se declaró competente en 2008 para investigar la desaparición de miles de personas durante la Guerra Civil (1936-1939) y la posterior dictadura, pese a que sabía que por ley no le correspondía hacerlo, en virtud de la Ley de Amnistía de 1977. Como castigo piden que sea inhabilitado durante 20 años.

Opiniones.

“El hecho de que aparten del ejercicio de su profesión al juez Garzón, o cualquier a otro juez, por pretender enjuiciar los crímenes de la dictadura franquista, me provoca una desasosegante desconfianza en nuestro sistema judicial”, aseguró el cineasta Pedro Almodóvar en una de las primeras reacciones del mundo de la cultura, en el que un sector lleva semanas apoyando públicamente al juez.

Plataformas culturales en apoyo de Garzón y en defensa de las víctimas del franquismo ya han convocado una oleada de actos en solidaridad con el magistrado.

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

BALTASAR GARZÓN Y CAIXA DE CATALUNYA.



Rafael del Barco Carreras



Con razón están todos tan indignados con el cese de Baltasar Garzón, y son tan amorales que se parapetan tras los muertos del franquismo…



Cepsa entrega a la Audiencia la carta en la que Garzón le pide dinero. Publica El Confidencial 26-05-10: En la misiva, -al igual que hizo con el presidente del Banco Santander, Emilio Botín- el juez se dirige al entonces presidente de Cepsa, Carlos Pérez de Bricio con un "Estimado Carlos". Tras detallar algunos detalle sobre las conferencias, añade que "espero que al igual que lo han hecho otras entidades, como BBVA, Caixa Cataluña y Endesa, puedas contribuir a la iniciativa". El presupuesto que pedía Garzón rondaba los 1.230.000 de dólares, incluidos 75.000 destinados al sueldo del director project, de los que Cepsa entregó 100.000 dólares a las pocas semanas de recibir la petición.


CAIXA DE CATALUNYA.

Los socialistas de Narcís Serra también subvencionaron a Garzón. No podía ser menos, un sumario pudiera ser archivado, caso Botín, o instruido con lagunas, caso Pretoria. Narcís y los suyos tienen experiencia en jueces maleables, por ejemplo, varios del caso Consorcio de Zona Franca de Barcelona, hace exactos 30 años. Que pertenecieran los dos al Gobierno González quizá no les uniera suficiente, los muertos del GAL crearon antagonismos. Garzón pretendió ser ministro cuando Narcís fue vicepresidente. El dinero lo arregla todo.



Ayer la tele oficial catalana, ante las nuevas noticias sobre el caso Pretoria, insistía en la versión inicial pero ampliando las ganancias del socialista Lluís García Sáez “El Bigotis” con Bertomeu Muñoz, alcalde de Santa Coloma, 8.000.000 de euros. Los socialistas rechazan una comisión de investigación pedida por Artur Más en el Parlament, y admiten una por el caso Félix Millet, Palau de la Música. Selectivos.



No me dejan enterrar sus comienzos, 1980, me refiero a los de Narcís y los suyos, que a cuenta de mi cárcel succionaban millones a Javier de la Rosa, verdadero culpable. Y repito, lo de los cursos y conferencias, no lo inventó Garzón. Juan Piqué Vidal lo utilizó con el colega de Garzón en la Audiencia Nacional, Miguel Moreiras, que dictó no encontrar delitos en el caso KIO contra Javier de la Rosa. Un traslado de Juzgado, prevaricar sale gratis.



En el caso Pretoria, Garzón encarcela al cerebro (traducir por el correveidile y reparte sobres o maletines) “El Bigotis” que recibió 1.500.000 de PROCAM, CAIXA DE CATALUNYA, y se olvida de los ejecutivos que se los pagaron, y ni comentar sobre Narcís Serra, el capo socialista en Barcelona.



Hay más olvidos. Las grabaciones de la Guardia Civil. Se publica esta semana en La Vanguardia (ver en imágenes de www.lagrancorrupcion.blogspot.com) que se registraron conversaciones de los acusados Lluís Prenafeta y Maciá Alavedra con el entorno de Montilla, consellers Antonio Castell (Economía) y Joaquín Nadal (Política Territorial), hermano del hasta hace poco director de El Periódico, gran defensor de Garzón. Montilla y sus consellers, en definitiva quienes recalificarían o aprobarían lo recalificado por el Ayuntamiento de Santa Coloma, Badalona (1.000.000 € por el puerto), y los demás.



Es una pena que La Vanguardia no informara hace 30 años en el caso Consorcio de la Zona Franca de Barcelona como lo hace ahora con el caso Pretoria. La amistad y vecindad de los Godó con los De la Rosa, añadidas a la masiva publicidad a toda página y los créditos del Banco Garriga Nogués, le impidieron publicar la verdad, ni siquiera publicar mis declaraciones al juzgado con pruebas irrefutables que se derivaban de la propia documentación aportada por el Consorcio.