Contacta con GRANADA REPUBLICANA UCAR

Escríbenos un correo electrónico a info@granadarepublicana.es

miércoles, 30 de junio de 2010

El municipio de Pedreguer (Valencia) pide la Tercera República a propuesta del PSOE


La propuesta salió adelante por siete votos a favor, los de los socialistas, el Bloc y Aixa. Este municipio valenciano se suma así a la Red de Municipios por la Tercera República.

La República

26/06/2010

El pleno del municipio valenciano de Pedreguer aprobó en la noche del jueves una moción presentada por el portavoz del PSPV, Vicent Costa, para que el ayuntamiento se constituya en comisión promotora de la tercera República. La propuesta salió adelante por siete votos a favor, los de los socialistas, el Bloc y Aixa. Los seis ediles del PP, partido que gobierna en minoría, votaron en contra.

El Ayuntamiento de Pedreguer se ha convertido así en el primero de la Comunitat Valenciana en declarar su apoyo a la tercera República. La moción ahora aprobada reniega de la actual monarquía constitucional porque es "heredera directa de la dictadura de Franco". Y subraya el derecho de los ciudadanos a elegir la forma de Estado.

El alcalde, Andrés Ferrer, se tomó la moción a la tremenda y acusó al PSPV de "instigar a la rebelión". Calificó el texto de "panfleto", pero no pudo impedir que su ayuntamiento lo aprobara. Eso sí, no dejó que el portavoz socialista leyera la moción en el pleno.

Vicent Costa, que fue primer edil de Pedreguer en el anterior mandato, se declaró ayer satisfecho por el acuerdo, pero lamentó "la actitud poco correcta y no demasiado democrática" del actual alcalde.

La moción también reclama un referéndum sobre el modelo de Estado y que se reforme la Constitución; también defiende el laicismo en la escuela pública. Aboga, de hecho, por derogar el "inadmisible" concordato con el Vaticano. La aprobación de esta propuesta en los plenos la ha promovido la Red de Municipios por la Tercera República. Los pueblos se van sumando a cuentagotas. Pedreguer es el primero en la Comunitat, pero, al menos en la Marina Alta, es probable que cunda el ejemplo y entre los sectores más de izquierdas del PSPV se avive ahora el sentimiento republicano.

Si el acuerdo de pleno ya de por sí es avanzado, el Bloc le dio una pincelada más nacionalistas. Los socialistas pedían que se supere la España de las autonomías y se desarrolle un estado federal. El portavoz del Bloc, Sergi Ferrús, propuso la enmienda de reconocer "el derecho de los pueblos y naciones que formen las federaciones a lograr la plena soberanía nacional a través del ejercicio del derecho a la autodeterminación". Ni PSPV ni Aixa pusieron pegas a aceptar la enmienda.

El portavoz del Bloc, sin embargo, consideró contradictorio que los socialistas plantearan iniciar el proceso hacia la tercera República, cuando en 2007 ya renegaron en pleno junto al Bloc y Aixa de la actual monarquía al "condenar los 300 años de ocupación española de los Països Catalans". El acuerdo de entonces también reivindicaba el derecho a la autodeterminación. Pedreguer es un pueblo con larga tradición de gobiernos progresistas. Pero en este mandato Andrés Ferrer se convirtió en el primer alcalde del PP del municipio, aunque gobierna en minoría. Y ahora se da la paradoja de que un ayuntamiento dirigido por el PP se ha constituido en comisión promotora de la tercera República.

lunes, 28 de junio de 2010

Con el culo al aire o cómo traiciona el PSOE la Memoria Histórica


Se consuma el abandono de un "compañero de viaje" de la Memoria Histórica. El PSOE traiciona al Movimiento Contra la Impunidad del Franquismo y publicita su infamia en el Congreso de los Diputados

Marat

Asaltar los Cielos

25/06/2010

1.-EL CINE COMO PRETEXTO:

En 1981, cuarto año triunfal de la llamada transición democrática hacia una democracia menor de edad y vigilada, el director de cine Carles Mira estrenaba la película “Con el culo al aire”. Con el llorado Ovidi Monitor de protagonista y Eva León, Caco Senante y Juan Monleón, entre otros actores de reparto, el film representaba la metáfora del paso del fascismo hacia quién sabe qué desde un manicomio, con una representación de los fantasmas familiares del franquismo absolutamente hilarante.

La película, como todo film que no pretenda ir más allá de lo que los productores de una raquítica industria del cine español, dependiente siempre, no ya de la censura clásica, sino de lo que se supone que la taquilla admite y lo que no, tampoco pretendía ser más crítica que el feliz y autocomplaciente nuevo amanecer con pareja que se declara su amor, superada ya la caspa del clásico cura censor. Pero dejaba el punto irónico del apuesto cura, representado por Antonio Gades, vestido de clergyman y alzacuellos al uso declarando abiertas las “Festes Populars”.

Sirva este homenaje al cine español para introducir la idea del esperpento como recurso de nuestra identidad colectiva como pueblo que no acaba nunca de saldar cuentas con su pasado más ignominioso.

2.-ATADO Y BIEN ATADO Y SIN DEMASIADA VOLUNTAD DE DESATARLO:

Tras 30 años –¡TREINTA AÑOS!- de aquél inicio de la transición democrática, desmemoriada, pactada con los herederos de la dictadura, ajena a cualquier proyecto de Constitución creada por constituyentes y, sí, en cambio receptora de Carta Magna otorgada por el designado sucesor del franquismo, Juan Carlos I, el Congreso de los Diputados del Reino de España aprobaba el 31 de Octubre de 2007 la Ley de la Memoria Histórica.

Dicha Ley, recordémoslo sólo pretendía lograr la “rehabilitación moral y jurídica” de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo; en concreto, se limitaba al “reconocimiento y ampliación de derechos y medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura” (1)

Otras cuestiones como un juicio al franquismo, la revisión de la transición, el papel jugado por las distintas fuerzas políticas en dicha transición o el carácter inelegido de la Monarquía restaurada, tras la dictadura que puso fin a la legitimidad de la II República, quedaban fuera de la Ley de la Memoria Histórica. Obviamente.

Un país que necesita 30 años para recordar a las víctimas de la sublevación militar contra la legalidad republicana y cuyo gobierno “socialista” aprueba una ley que no es iniciativa suya sino de otras fuerzas políticas a su izquierda –IU y ERC, entre otras- no podría dar de sí mejor cosa que el parto de los montes, de cuya unión nació un ratón.

Dicha Ley no era sino un mal remedo a la injusta situación de los militares republicanos, los presos políticos y víctimas del franquismo, la denuncia de la incuria con la que los sucesivos gobiernos del PSOE desde Felipe González a nuestros días, habían tratado la cuestión. Las organizaciones de ex militares republicanos, de ex presos y de asociaciones por la memoria histórica, que buscaban a sus familiares para darles digna reparación y memoria llevaban muchos años exigiendo justicia y dignidad y recorriendo una larga travesía del desierto.

La particular configuración del resultado parlamentario de las elecciones de 2004 obligó al primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a pactar con la izquierda y sectores nacionalistas su investidura como Presidente del Gobierno por el PSOE. Ello creó el espejismo de un PSOE inclinado a la izquierda cuando la realidad pondría de manifiesto, tiempo después, su teoría de la política de alianzas de geometría variable, ora con la izquierda, ora con la derecha nacionalista, ora con el PP, cuando era menester.

3.-EL ABRAZO DEL OSO:

Tras tres años sin desarrollar la Ley de la Memoria Histórica y habiendo sido recogida, desde la Audiencia Nacional, por parte del juez Baltasar Garzón, la doctrina jurídica sobre delitos de lesa humanidad y genocidio en su Causa contra los Crímenes del Franquismo, y declarándose dicho juez competente para elaborar un censo de fusilados, desaparecidos y enterrados en fosas comunes a partir de la victoria franquista en la Guerra Civil Española, surgirá la reacción de los sectores franquistas agazapados en la judicatura, amparados por poderosos grupos de presión de la extrema derecha política (PP, bajo la manta de Manos Sucias y Falange Española y de las JONS) y mediática (El Mundo, ABC, La Razón, Libertad Digital, Grupo Intereconomía y otros medios de comunicación fascistas), que buscaban y lograron la inhabilitación del juez bajo la acusación de prevaricar.

Surge aquí la primera maniobra del entorno político del PSOE: convertir lo que temen que pueda transformarse en un movimiento contra la Impunidad del Franquismo en actos de protesta contra la inhabilitación del juez y limitar, de paso, el alcance de dicho movimiento para que no traspasara las fronteras de lo políticamente correcto. “Vayamos todos juntos y yo el primero por la senda de la defensa del juez campeador pero ni un solo paso más allá

Durante dos meses, tras el inicio del proceso hacia el encausamiento de Garzón, la batalla política en relación a la Ley de la Memoria Histórica, se ha librado en términos de avance en la conciencia política de la izquierda y en exigencias de ir más allá de lo que una Ley, capada en sus objetivos, pretendía. El ataque a un juez, no carente de luces y sombras, pero decidido en ir más allá de lo deseado por el Gobierno, se convirtió en un Movimiento contra la Impunidad del Franquismo. Los riesgos de desbordar el electoralista juego del PSOE contra la derecha política española estaban en marcha. Ahora los objetivos de gran parte de dicho movimiento se dirigían también a cuestionar el papel jugado por la izquierda oficial en la transición, los pactos de hasta dónde no llegar en dicho proceso, el papel jugado por la Monarquía y hasta lo que la Ley de Amnistía había significado como amnesia de los crímenes franquistas.

El 11 de Mayo del presente año IU-ICV, con el apoyo de ERC presentó en el Congreso de los Diputados una moción sobre la recuperación de la Memoria Histórica que contenía los puntos siguientes:

1.Que el Congreso de los Diputados condene en declaración solemne al régimen franquista y dé apoyo a las víctimas del franquismo.

2.Constituir un día anual para conmemorar y apoyar a los represaliados del franquismo.

3.Dotar a las políticas de conservación y fomento de la memoria histórica de un marco institucional efectivo.

4.Crear un Alto Comisionado de apoyo a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

5.Crear una fiscalía especializada en el apoyo y la ayuda a quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil o la Dictadura.

6.Modificar la Ley de la Memoria para garantizar la responsabilidad pública e institucional en las labores de localización, exhumación e identificación de las fosas o enterramientos de las víctimas del franquismo, así como la divulgación de los resultados.

7.Reformar cuantas disposiciones legales sean pertinentes con el objeto de impedir que puedan existir interpretaciones de nuestro ordenamiento jurídico contrarias a la legislación internacional en materia de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad (3) NOTA DEL AUTOR DEL TEXTO: Este punto hacía referenciar a limitar el sentido de la Ley de Amnistía de 1977 de modo que tal ley no constituyera un punto final para los franquistas.

Del conjunto de las propuestas presentadas por dichos grupos políticos, rechazó los referidos a la creación de una Fiscalía especializada en el apoyo y ayuda a quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura y el desarrollo de la figura de un “Alto Comisionado” de apoyo a esas misma víctimas para cumplir con lo ya establecido en la Ley de Memoria Histórica, lo que desnaturalizaba puntos esenciales de la propuesta.

Salvo el punto 7, de mayor calado político en lo relativo a la persecución de crímenes contra la humanidad y el genocidio y a la atribución de dichas competencias a los órganos judiciales correspondientes (4), los puntos rechazados -4 y 5- desnaturalizaban una propuesta de por sí más que moderada, ya que ésta hacía paréntesis entre la guerra civil y el franquismo y el presente, sin analizar lo sucedido en la transición, los asesinatos cometidos por la extrema derecha en ese período (5) y el modo en que dicha transición marcó límites de hasta dónde estaba permitido y no permitido llegar, así como la amnesia practicada en dicho período para insertar a los franquistas en la continuidad del nuevo régimen y legitimar su “homologación” democrática. Ni que decir tiene que IU no hacía, en su moción, alusión alguna a la ilegitimidad de origen de la Monarquía Juancarlista.

De hecho, si se hace salvedad del punto 7, que da legitimidad a la acción judicial contra el franquismo iniciada por Garzón, y se excluyen los puntos rechazados -4 y 5-, lo que queda es un mero desideratum de buenas intenciones y brindis al sol (puntos 1, 2 y 3) antes que la aprobación de acuerdos con auténtico mordiente político en relación con la memoria histórica y la lucha contra la impunidad del franquismo. De esto último nada.

Pero un punto de los acuerdos finales en relación con la moción planteada es particularmente importante en relación con la búsqueda que las asociaciones de familiares de víctimas del franquismo vienen haciendo de los restos de sus antepasados. Es el relativo a la instancia que el Congreso de los Diputados hace al Gobierno de la Nación. En concreto se dice en el texto aprobado que se insta al Gobierno a “Garantizar la responsabilidad pública e institucional en las labores de localización, exhumación e identificación de las fosas o enterramientos de las víctimas del franquismo, así como la divulgación de los resultados, pasando a ser ésta una política pública e institucional garantizada por el conjunto de Administraciones y por la Administración General del Estado con carácter subsidiario. Para ello se impulsarán las reformas normativas que sean necesarias” (6). Pareciendo este punto enormemente positivo y un avance en relación con la asunción por parte del Estado de sus responsabilidades en relación con los crímenes del franquismo, lo cierto es que deja en manos de la voluntad del legislativo la aplicación de la búsqueda y exhumación de los cadáveres de las víctimas. Cierto que da una salida a la liquidación de Garzón por parte del Supremo, como juez encargado de realizar dicha tarea a nivel nacional, pero desactiva el protagonismo del tejido social vinculado a la recuperación de la Memoria Histórica (las asociaciones), sin que exista un desarrollo garantista de la voluntad del Gobierno a su realización. Y ese es un regalo envenenado al Movimiento Contra la Impunidad del Franquismo, algo que ahora parece aún no verse con suficiente claridad. De hecho, si dicho punto no se desarrolla legislativamente, quedará en nada.

Pero volvamos a los dos puntos no aprobados en los acuerdos entre IU-ICV, ERC y PSOE: los relativos a la creación de un Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas y la creación de una Fiscalía “especializada en el apoyo y la ayuda a quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil o la Dictadura”. Ambas figuras hubieran sido el contrapeso necesario para la exigencia al Gobierno de los acuerdos adoptados en materia de recuperación de la Memoria Histórica.

Por otro lado, el reconocimiento y subordinación a los órganos jurisdiccionales y tribunales competentes en lo relativo a la aplicación de la legislación que se ocupará de la persecución de los crímenes contra la humanidad y de genocidio deja a dichos órganos la potestad de establecer dicho cumplimiento de la legislación internacional, algo que ya ha sido saboteado previamente desde diversas instancias, incluido el propio Gobierno del PSOE, en cuanto a la importancia de su cumplimiento. Considerar los delitos cometidos durante la Guerra Civil y la postguerra como crímenes de lesa humanidad e imprescriptibles tendrá mucho más que ver con la voluntad de los miembros del órgano judicial que con una ley de obligado cumplimiento impuesta por el ejecutivo y/o el legislativo.

¿Ingenuidad de IU-ICV y ERC ante la propuesta y acuerdo con el PSOE? ¿Malas artes del partido del Gobierno y engaño a sus socios? ¿Reparto de papeles, avanzados vs. realistas? ¿De verdad que aún nos manejamos en tales categorías?

Los españoles somos un pueblo que nos tomamos nuestro tiempo para avanzar. En V siglos no hemos construido una nación sino una alianza dinástica y la imposición de unos territorios sobre otros. No hicimos la revolución burguesa en el siglo XIX y aún estamos, 35 años después de muerto en la cama el tirano, decidiendo si terminamos de enterrarle o no. Entretanto, la mayor parte de sus secuaces se han ido de rositas al valle de Josafat, salvo sus hijos, bien colocados en la alternancia dominante, los principales consejos de administración del país y la judicatura, por la que no pasó la democracia.

¿Pero aquí acaba este capítulo de las andnazas y desventuras de la Ley de la Memoria Histórica y de cómo el PSOE la deja “con el culo al aire”? Pues no exactamente.

4.-DE CÓMO LOS ACTORES SON ÚTILES PARA EL “NO A LA GUERRA” PERO NO PARA VENIR A DAR LA NOTA AL CONGRESO:

No nos engañemos. No hay ingenuidad en el título de este capítulo. Una parte del mundo del cine, el teatro, la canción, y en general, las artes más mediáticas, fueron una pieza no decisiva pero sí importante en el triunfo electoral de José Luis Rodríguez Zapatero.

El “no a la guerra” en 2003 y el hundimiento del Prestige fueron dos de las principales fosas que cavaron el fin del Aznarato, ambas junto con la gestión de mentiras y manipulación que el Presidente de la Cofradía del Vino y su partido pusieron en marcha tras el 11-M y de modo especial en las 24-48 horas previas a la consulta electoral del 14 de marzo de 2004.

Los actores jugaron en todos esos acontecimientos un papel protagonista y en primera línea de frente. La entrega de Premios Goya en 2003 con la pegatina del “No a la guerra” de algunos de los principales actores españoles fue tan sonado como su silencio ante los acontecimientos, años más tarde, del envío de tropas españolas a Afganistán. Entonces no hubo ni gritos ni pegatinas en de “no a la guerra” en la entrega de dichos premios.

Este silencio, apenas con alguna tímida y moderada excepción en sus declaraciones, ha seguido siendo así en todo este período de presencia de las tropas españolas en Afganistán.

Dejaremos al margen el turbio asunto de la SGAE porque en relación al mismo ha habido de todo. Desde el impresentable papel de José Ramón Julio Martínez Márquez, alias Ramoncín, pasando por otros muchos, hasta las dignas actitudes de actores como Willy Toledo, y otros, manifestándose contra la criminalización de los manteros o por el derecho a compartir contenidos en la red.

Pero el agotamiento del período de gracia y enamoramiento de los actores con el gobierno Zapatero tocaba a su fin. Más allá de las actitudes mantenidas por Cultura con el cine (ahora se plantean una huelga en el teatro: “el ser social- y sus avatares- determinan la conciencia social”), hay una realidad a la que los actores no han podido sustraerse. Este gobierno hacía tiempo que había perdido su orientación progresista en lo económico y en lo social, aspecto este muy marcado por su devenir en la crisis capitalista que azotaba al país.

El ataque al juez que representaba el intento de enjuiciar los crímenes del franquismo fue un momento para una parte amplia de los actores para intentar dignificar su imagen de bocas silenciadas y rescatar un grado de compromiso importante con las libertades. No juzgaremos la oportunidad de hacerlo, ni el cuando, ni el cómo. Lo que importa es que cuando la criminalización de Garzón se inició por parte de los herederos del franquismo se inició ellos estuvieron allí y fueron un elemento decisivo de la dimensión que la respuesta antifascista adquirió y de su evolución hacia un movimiento contra la impunidad del franquismo

Los videos contra la impunidad que un conjunto de actores han grabado y que pretendieron dar a los mismos un protagonismo mayor del ampliamente ya alcanzado en esta semana pasada, al presentarlos en el Congreso de los Diputados, recibieron el “NO en esta casa” por respuesta (7). Se evidenciaba, una vez más, que el divorcio entre la sociedad y la política avanzaba en el sentido de la deslegitimación de esta última.

Solo un imbécil o un canalla culparía a un personajillo fascistoide y meapilas como el Presidente del Congreso Bono, de ser el responsable de rechazar la exhibición de los videos de la campaña de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, y absolvería o excusaría al Presidente Zapatero. La táctica de repartir responsabilidades para salvar lo insalvable está plagada de indecencia moral y ya no tiene demasiados valedores.

Pues bien, aquí se expresa la quiebra en público de los “compromisos” del PSOE con la Ley de la Memoria Histórica. La añagaza con las modificaciones a dicha ley del mes de Mayo pasó inadvertida pero ahora es ya clamorosa.

El Gobierno de un partido que aplica la más brutal reacción contra trabajadores, y pensionistas próximamente, al objeto de sacrificarles a los pies del capital, ha perdido su glamour de liberalprogresismo de salón y ahora necesita nuevas alianzas. Entre ellas está CIU que, con el homófobo Durán y Lleida (8), es clave para continuar con el proyecto del PSOE de entregar los restos del Estado del Bienestar al capital. Y Durán y Lleida tiene cuitas pendientes tanto con Garzón (9) como con la Ley de la Memoria Histórica. (10). Rompiendo tópicos, los reaccionarios no son siempre mesetarios y castellanos.

5.-UNA DISYUNTIVA O UNAS CONCLUSIONES PERTINENTES:

El momento presente del Movimiento contra la Impunidad del Franquismo puede ser abordado desde la disyuntiva “necesitamos puentes de conexión con el PSOE y el mundo de los actores es uno de ellos”, aunque esté en proceso de ruptura, o desde la constatación de que se está quebrando el arrobamiento amoroso entre ambas figuras y que lo mejor que puede hacerse es renunciar al espejismo, asumir que el papel histórico del PSOE, desde la revolución del 34 o la rendición del comandante Casado es el que es y que los actores no tienen por qué continuar atados a su glamourosa seducción.

Ello significa asumir que a partir de ahora el papel que le toca cumplir al Movimiento contra la Impunidad del Franquismo tendrá muchos menos apoyos mediáticos e institucionales pero más libertad para marcarse los objetivos que juzgue necesarios y avanzar hacia ellos sin los límites impuestos por los compromisos del poder político con los poderes fácticos del franquismo. Es un camino largo, difícil y duro pero sin otros obstáculos que los que nazcan de nuestra capacidad para llegar a la sociedad y liderar la emancipación de un país de sus fantasmas.

O bien, nos queda el “realismo” de continuar avanzando hacia la superación del franquismo a través del largo camino de...¿150 años? Al fin y al cabo la Iglesia Católica funciona con la misma lógica: la de ponerse al día cuando ya nada del pasado importe.

En nuestras manos está la decisión.

(1) Proyecto de ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura (llamativamente este link al Ministerio de la Presidencia del Gobierno de España no está accesible)

(2) http://www.publico.es/espana/306898/iu/abre/debate/poner/limites/ley/amnistia

(3)http://www1.izquierda-unida.es/node/7275

(4)http://www1.izquierda-unida.es/node/7306

(5)“La transición sangrienta: una historia violenta del proceso democrático en
España (1975-1983)”. Mariano Sánchez Soler. editorial península. 2010

(6)http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article15118

(7)http://www.publico.es/espana/323151/congreso/veta/videos/franquismo/victimas/reproducir/desaparecidos/iu

(8)http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Duran/Lleida/defiende/medicos/curan/homosexuales/elpepusoc/20100623elpepusoc_2/Tes

(9)http://politica.e-noticies.es/duran-voz-injusto-el-trato-de-garzon-a-los-detenidos-34278.html

(10)Para el portavoz de CiU, lo novedoso es que por primera vez se condenen actos que se hicieron durante la Guerra Civil "por gente descontrolada, por parte de jurados que acabaron con la vida de las personas o permitieron violencia sobre las personas por creencias religiosas o por su estatus social": http://www.elmundo.es/elmundo/2007/10/09/espana/1191948500.html


* Viñeta de El Roto, publicada en el diario El País.

sábado, 26 de junio de 2010

Las costuras viejas de la Transición


Hugo Martínez Abarca

Quien mucho abarca

24/06/2010

En los últimos años son varios los síntomas de colapso del modelo. La movilización contra la impunidad de los crímenes del franquismo revela un hartazgo de algunos de los cimientos sobre los que se construye nuestro régimen político. La virulencia con la que ha reaccionado el Poder Judicial ante un tímido intento de introducir la investigación de crímenes contra la humanidad y, sobre todo, de democratizar la memoria histórica revela que uno de los cimientos del Régimen de la Transición es impedir que nuestra memoria apele a la II República como antecedente democrático sobre el que construir más democracia y repudie un régimen criminal como la dictadura de Franco.

Ejes para un nuevo programa político, I Asamblea de Refundación de la Izquierda, pág. 38

Desde hace varios días la Red contra la impunidad del franquismo convocaba dos actos para hoy. Una proyección del maravilloso vídeo contra la impunidad* que ha generado tanta bilis negra de la ultraderecha franquista se celebraría en la sala Clara Campoamor del Congreso de los Diputados. Al terminar se iría a la Puerta del Sol a la concentración que todos los jueves a las 20h se celebra allí para protestar por la impunidad del franquismo.

Ayer a última hora se supo que la Mesa del Congreso de los Diputados prohibía tal proyección por acuerdo del PP y del PSOE con la aquiescencia del PNV y CiU. La justificación, al parecer, es que tampoco se dejó proyectar una película de José Luis Cuerda, pero la comparación es absurda dado que el vídeo que se iba a proyectar hoy no tenía ningún objetivo comercial (supongo que más bien habrá costado dinero y tiempo) sino político, ético. Y se supone que el Congreso de los Diputados es un lugar privilegiado para hacer Política. De hecho en la Sala Campoamor se celebran habitualmente jornadas, debates, etc promovidos por tal o cual grupo parlamentario e incluso por corrientes internas de partidos.

El problema real, de nuevo, es que la impunidad es uno de los pilares del régimen de la Transición y sus guardianes más rancios tratan de remendar groseramente el agujero cada vez más grande de la memoria democrática. Entre esos guardianes destaca el presidente del Congreso, José Bono, que en un supuesto homenaje a los presos políticos del franquismo les prohibió exhibir su bandera, la republicana, convirtiendo el homenaje en humillación, en la exhibición de que siguen siendo los derrotados. Peor aún fue cuando como ministro de defensa hizo desfilar como iguales a un ex-combatiente de la División Azul que Franco envió para ayudar a Hitler y a uno de tantos republicanos que luchó con la resistencia francesa para derrocar el fascismo alemán tras haber combatido al español.

Es la lógica de los dos bandos con idéntica legitimidad, idéntica responsabilidad, idénticas manchas sangrientas… sobre la que se apoya buena parte de nuestra memoria oficial y que define la identidad nacional que marca la Transición: la que no repudia la herencia franquista porque la Historia no se puede cambiar, la que se niega a considerar héroes nacionales a quienes combatieron contra el fascismo porque en ambos bandos hubo cosas mal hechas. La que afirma que permitir que cicatricen las heridas es reabrirlas, como si ocultar la herida fuera curarla.

La Transición está agotada por muchos costurones que colapsan. Uno de ellos es el de la identidad democrática que se niega desde un régimen que no sabe renunciar a la herencia franquista. Es casi más reveladora la unanimidad de una Mesa del Congreso impidiendo un homenaje a los desaparecidos de una dictadura que el vídeo con el que nos íbamos a emocionar de nuevo.

http://blogs.tercerainformacion.es/iiirepublica/2010/06/24/las-costuras-viejas-de-la-transicion/

* Vídeo publicado en nuestro blog el pasado día 17 de junio de 2010.

jueves, 24 de junio de 2010

Denuncias laborales en Nuevo Futuro, la ONG que preside de forma honorífica Pilar de Borbón


Trabajadores de los centros de menores de Sevilla y Guipúzcoa denuncian situaciones de explotación.

Esta ONG, presidida de forma honorífica por Pilar de Borbón y que se encarga de la gestión de decenas de centros infantiles, ha sido acusada de graves irregularidades en el trato a sus personas empleadas.

Inma Pando

Diagonal

18/06/2010

Jornadas semanales de 90 horas, turnos de 72 horas seguidas o la imposición de horas extraordinarias, muchas de ellas no reconocidas ni pagadas, entre muchas otras irregularidades, son las condiciones laborales que han denunciado el Sindicato de Oficios Varios de Sevilla y el Sindicato de Oficios Varios de CNT de Camas al hacerse eco de la situación de una ex trabajadora. Nuevo Futuro no renovó el contrato a esta persona por reclamar derechos reconocidos en su convenio y unas condiciones dignas de trabajo que le permitieran desarrollar de forma adecuada su labor como educadora. Según denuncia CNT, hasta el 31 de marzo la educadora realizó más de 175 horas en seis meses que aún no le han sido abonadas. Tras reiterados intentos de negociación, que no han tenido respuesta, se han realizado diversas acciones, como la celebrada durante el rastrillo benéfico de Nuevo Futuro en Sevilla.

Esta trabajadora también se ha reunido con la directora general de Infancia y Familias de la Junta de Andalucía, que se comprometió a abrir una investigación sobre Nuevo Futuro. Además, la Inspección de Trabajo ha levantado acta de infracción contra la empresa. De esta forma, Trabajo reconoce la existencia de una jornada laboral abusiva y la obligación de abonar las horas extraordinarias realizadas. Nuevo Futuro gestiona aproximadamente 140 centros en el Estado y otros países, contrata en torno a 600 personas y maneja presupuestos millonarios, además de contar, entre sus presidentas de honor, con Pilar de Borbón.

Más denuncias en Donostia

Éste no es el único conflicto laboral que mantiene esta ONG en todo el Estado. En Donostia, varios educadores de un centro de menores tutelados que gestiona Nuevo Futuro iniciaron una huelga en marzo para denunciar el despido de una compañera y graves irregularidades en el funcionamiento de la entidad. El 20 de mayo, el Juzgado de lo Social número 2 de Donostia declaró el despido nulo, al considerarlo producto de una persecución contra la trabajadora.

Tanto el sindicato ELA como trabajadores de este centro de menores han exigido a la Diputación de Guipúzcoa que revoque la concesión de la gestión del centro a Nuevo Futuro y la misma se asuma desde la propia Administración. Aunque en 2007 se aprobó el primer convenio estatal de obligado cumplimiento para todas las empresas que gestionan este tipo de centros, dicho convenio fue anulado un año y medio después, tras ser impugnado por varias ONG. La privatización de los recursos, la precariedad laboral del sector de la intervención social y la dejadez de la Administración en su obligación de supervisar los centros crean un escenario de impunidad que ha preocupado a organismos oficiales como el Defensor del Pueblo.

Trabajadores de los recursos, organizaciones sociales y de derechos humanos han denunciado muchas veces las situaciones de abusos en los centros, que provocan un grave impacto en la salud física y mental de los menores. Una situación que incluso ha provocado que el Comité contra la Tortura de la ONU haya exigido al Gobierno español que adopte medidas para asegurar condiciones humanas y dignas en los centros y la investigación de todas las denuncias de abusos o malos tratos cometidos contra los menores.

A juicio el caso de Ourense

Un año después de que fuera clausurado el centro de menores Lar Río Casaio (Ourense), la fiscal Elena Fernández considera acreditadas las acusaciones contra dos de sus educadoras de practicar “indistinta y reiteradamente una serie de castigos vejatorios y degradantes sobre los niños cuando se portaban mal”. Junto a las dos educadoras, la denuncia también imputa al director del centro. Estas acusaciones fueron puestas en conocimiento de la Fiscalía en septiembre de 2008 por una chica que estaba bajo tutela de la Xunta. Tanto el director del centro como las dos cuidadoras han sido acusadas de presunto maltrato psicológico a menores y contra su integridad moral, con el agravante añadido de abuso de superioridad.

http://www.diagonalperiodico.net/Denuncias-laborales-en-Nuevo.html

martes, 22 de junio de 2010

La lista de Franco para el Holocausto


REPORTAJE: EL REGALO DE FRANCO PARA HITLER

El régimen franquista ordenó en 1941 a los gobernadores civiles elaborar una lista de los judíos que vivían en España. El censo, que incluía los nombres, datos laborales, ideológicos y personales de 6.000 judíos, fue, presumiblemente, entregado a Himmler. Los nazis lo manejaron en sus planes para la solución final. Cuando la caída de Hitler era ya un hecho, las autoridades franquistas intentaron borrar todos los indicios de su colaboración en el Holocausto. EL PAÍS ha reconstruido esta historia y muestra el documento que prueba la orden antisemita de Franco

Jorge M. Reverte

El País

20/06/2010

Al final de la II Guerra Mundial, el régimen de Franco intentó con relativo éxito confundir a la opinión pública mundial con la fábula de que había contribuido a la salvación de miles de judíos del afán exterminador nazi. No solo era falso lo que la propaganda franquista pretendía demostrar. En la España del dictador hubo la tentación de contribuir a acabar con el "problema judío" en Europa.

La paciente labor de un periodista judío, Jacobo Israel Garzón, ha conseguido que aflorara el único documento conocido sobre el asunto, conservado por obra de la casualidad en el Archivo Histórico Nacional, y proveniente del Gobierno Civil de Zaragoza. Lo publicó en la revista Raíces. A partir de ese trabajo, EL PAÍS ha continuado la indagación y ha reconstruido la historia completa de la frustrada colaboración con el Holocausto. Quiénes fueron sus protagonistas y sus cómplices. Una historia que cambia la Historia.

El 13 de mayo de 1941, todos los gobernadores civiles españoles reciben una circular remitida el día 5 por la Dirección General de Seguridad. Se les ordena que envíen a la central informes individuales de "los israelitas nacionales y extranjeros afincados en esa provincia (...) indicando su filiación personal y político-social, medios de vida, actividades comerciales, situación actual, grado de peligrosidad, conceptuación policial". La orden la firma José Finat Escrivá de Romaní, conde de Mayalde, el último día de su permanencia en el cargo, porque va a ser relevado por el coronel Galarza. De ese puesto va a saltar en pocos días al de embajador de la España de Franco en Berlín.

El conde es un personaje refinado y culto, y muy amigo de Ramón Serrano Suñer, el hombre fuerte del régimen [fue ministro de Interior y Asuntos Exteriores], que es quien le va dando los distintos cargos que ostenta. Ha prestado grandes servicios a Serrano y a Franco, como el de organizar a los policías que, en connivencia con el embajador Lequerica y la Gestapo, utilizando a un siniestro policía de apellido Urraca, consiguió traer a Companys y Zugazagoitia a España para sufrir una burla de juicio y ser fusilados.

José Finat hizo buenas migas con Himmler cuando este visitó España en octubre de 1940. Himmler pudo asistir a un espectáculo que le pareció cruel: una corrida de toros en Las Ventas. En esos días, ambos pusieron al día una vieja colaboración firmada por el general Severiano Martínez Anido en 1938. Gracias a ese acuerdo, la policía política alemana goza de status diplomático en España, y puede vigilar a sus anchas a los treinta mil alemanes que viven aquí.

Dentro de poco más de un mes, Finat va a ocupar su cargo de embajador en Berlín. Allí podrá entregar en persona a Himmler sus listas de judíos. Si España entra en la guerra, serán un buen regalo para los nazis. Antes va a tener tiempo suficiente para dar una paliza y emplumar por maricón a un cantante, Miguel de Molina. Le ayudará el falangista Sancho Dávila, primo del fundador del partido fascista.

El objetivo del Archivo Judaico no consiste en defender al régimen de la posible acción subversiva que puedan realizar los refugiados que pasan por España huyendo de la persecución nazi. Esos son conducidos directamente a Portugal para que se marchen a Estados Unidos, o internados en el campo de concentración de Miranda de Ebro hasta que se sepa qué hacer con ellos. De lo que se trata, sobre todo, es de tener controlados a los judíos españoles de origen sefardí:

"Las personas objeto de la medida que le encomiendo han de ser principalmente aquellas de origen español designadas con el nombre de sefardíes, puesto que por su adaptación al ambiente y similitud con nuestro temperamento poseen mayores garantías de ocultar su origen y hasta pasar desapercibidas sin posibilidad alguna de coartar el alcance de fáciles manejos perturbadores".

El trabajo no va a ser fácil por esa capacidad de adaptación que tienen los judíos. Sobre todo en lugares que no sean como Barcelona, Baleares y Marruecos, donde había antes de la guerra "comunidades, sinagogas y colegios especiales", y eso permite una mayor facilidad de localización.

La circular no oculta la urgencia de la acción. Hay que proteger al Nuevo Estado de la posible actuación de estos individuos, que son "peligrosos".

El coronel Valentín Galarza está poniendo patas arriba el ministerio que le ha dejado Serrano Suñer, infestado de falangistas revolucionarios. Pero no va a destrozar toda la obra de su antecesor. El Archivo Judaico se va a seguir completando con carácter de urgencia al principio y con metódica seriedad después.

¿No son acaso los judíos y los masones los enemigos fundamentales del Nuevo Estado?

Cuando haya pasado el tiempo, el Archivo Judaico será ocultado y sistemáticamente destruido, como toda la documentación comprometedora para el régimen franquista en relación con la persecución antisemita realizada en los años cuarenta. Cuando deje de ser urgente tener listas completas de israelitas y haya que justificar la patraña de que el régimen surgido del 18 de julio ayudó en todo lo posible para que se salvaran muchos judíos de la persecución nazi.

En mayo de 1941, cuando se envía la circular, resulta muy significativa la desaparición de las guardias de falangistas de la puerta del Ministerio de la Gobernación. Ya no se trata de que la represión la lleve la Falange por su cuenta, como si fuera un poder autónomo del Estado. Se trata de que el Nuevo Estado asume comportamientos que le identifican con los de la Alemania nazi, pero mediante las instituciones tradicionales, o sea, en este caso, la Policía y la Guardia Civil. Eso sí, "auxiliados por elementos de absoluta garantía".

Esos elementos son falangistas entusiastas de la represión, que hay muchos. Porque continúa en funcionamiento la Delegación Nacional de Información e Investigación, con sedes en muchos municipios españoles. Hay más de tres mil agentes del partido repartidos por toda la geografía nacional, que elaboran sin descanso expedientes sobre sospechosos. En el año anterior han escrito más de ochocientos mil informes y han elaborado fichas sobre más de cinco millones de ciudadanos. Los miembros de las delegaciones hacen informes constantes sobre la situación política en cada lugar, sobre el estado de la opinión pública, y sobre los antecedentes políticos de cualquier ciudadano que aspira a un puesto de trabajo. Y tienen el privilegio de participar en interrogatorios policiales y torturas en comisarías o cuartelillos.

A veces, fuera de las dependencias judiciales. El ricino y las palizas callejeras están a la orden del día.

Con el cambio de destino del conde de Mayalde, los falangistas dejan de ser los que encabezan este tipo de investigaciones, pero están. Siguen estando.

Los investigados para el Archivo Judaico no son gente de especial relevancia. Salvo en algún caso, como el del escritor Samuel Ros, amigo íntimo del revolucionario Dionisio Ridruejo, cuya condición de judío levantará las inquietudes de los funcionarios nazis instalados en España. Se da la circunstancia de que Ridruejo es también muy amigo del conde, con el que va a compartir muchas jornadas en Berlín durante su discontinua presencia en la División Azul, el contingente español que va a marchar a Rusia a luchar contra el comunismo a las órdenes del general Agustín Muñoz Grandes.

Los hombres de Himmler, a los que el conde de Mayalde ha dado el estatus oficial para que se muevan con soltura por el país, reclaman a la Policía española que les dé detalles sobre las actividades de Samuel Ros. Incluso se atreven a protestar porque se le permita escribir en medios oficiales como el diario falangista Arriba.

Otra de las circunstancias llamativas de la circular es que rompe con el antijudaísmo clásico de la católica España. Para la Iglesia, y por tanto para el régimen nacional católico amparado por los cardenales Pla i Deniel y Gomà, un judío deja de serlo si se convierte al catolicismo. Los nazis consideran que se trata de una raza, y el conde de Mayalde expresa claramente su concepción próxima a la de los seguidores de Hitler: los sefardíes, que por "su adaptación al ambiente y su similitud con nuestro temperamento poseen mayores garantías de ocultar su origen". Hay un temperamento español y un origen judío.

La fecha en que se emite la circular tampoco es casual. En España se debate desde hace meses la posibilidad de que el país entre en guerra al lado de Alemania. Y los más furibundos partidarios de esta opción son los falangistas revolucionarios, los nacionalsindicalistas que admiran a Hitler y comprenden su política de liquidación del judaísmo.

En Francia, las autoridades de Vichy han puesto en marcha, sin necesidad de que los ocupantes alemanes se lo pidan, un Estatuto Judío que incluye un censo. Ya hay muchos miles de judíos franceses o apátridas recluidos en campos de concentración en la zona de Vichy y en la zona ocupada. En todos ellos la autoridad le corresponde a la policía francesa. De esos campos saldrán los trenes de la muerte que conducirán a casi todos los judíos franceses al exterminio en Auschwitz.

El más importante está al lado de París, en una localidad llamada Drancy, donde catorce sefardíes españoles han sido recluidos. Un diplomático llamado Bernardo Rolland de Miota, cónsul general en París, intenta, contra las órdenes del embajador Lequerica y del ministro Serrano Súñer, salvarles. No lo consigue, aunque sí puede actuar a favor de otros dos mil que reciben protección de su consulado. Serrano Suñer le hará pagar por su desobediencia destinándole a un oscuro puesto africano. Será declarado por la Fundación Wallenberg "justo entre las naciones", un título al que se harán acreedores otros diplomáticos españoles, como Sebastián de Romero, Eduardo Propper, Julio Palencia, Ángel Sanz Briz o Carmen Schrader.

»LA REUNIÓN DE WANNSEE. A las afueras de Berlín hay un plácido barrio de casas residenciales donde muchos berlineses de posición económica acomodada pasan los fines de semana. Antes para alejarse del estruendo de la gran urbe. Ahora para eludir la incomodidad de las alarmas aéreas. El barrio se llama Wannsee, y está construido a las orillas del lago del mismo nombre.

Allí se solazan y descansan los responsables de la Seguridad del Estado hitleriano. Los jefes de los Eisantzgruppen, estresados, se recuperan del pesado trabajo de matar en masa a tantos judíos, a tantos partisanos y comisarios bolcheviques. Lo hacen en una casa adquirida por la Seguridad del Reich, que dirige un asesino en masa llamado Reinhardt Heydrich.

Heydrich, el virtuoso violinista que, a las órdenes de Himmler, desarrolla la matanza de los judíos, ha hecho balance, y este no es nada bueno. Con gran esfuerzo y un enorme gasto de munición y recursos, se ha conseguido matar solo a un millón de judíos en números redondos, de los más de once que se calcula que están en los territorios del Reich o en las zonas conquistadas. Y lo que no cabe ya, a la vista de la reacción del Ejército soviético, que ha detenido la ofensiva sobre Moscú y Leningrado, es pensar en expulsar a todos los hebreos hasta los montes Urales para que allí se extingan.

Hasta octubre de 1941, se ha conseguido que quinientos treinta y siete mil judíos se marcharan de los territorios del Reich. Unos quinientos mil, de Alemania y Austria; los treinta mil restantes, de Bohemia y Moravia. Pero esta política está realmente acabada, porque trae muchos problemas, en plena guerra, negociar transportes, destinos e itinerarios.

Mientras a los de las repúblicas bálticas se les mata en bosques o se les enrola por la fuerza en destacamentos de trabajo, en Varsovia sigue habiendo un gueto poblado por decenas de millares de judíos polacos que absorben recursos alimenticios, que obligan a dedicar numerosas tropas a controlarles. No es barato liquidar el problema judío. Los responsables de cada área ocupada se las ven y se las desean para cumplir con una orden muy vaga, la de que cada uno se las tiene que arreglar para matar a sus judíos. Pero eso no es fácil. Hans Frank, el gobernador general de Polonia, ha mostrado su desesperación hace pocas semanas: "No podemos fusilar a esos tres millones y medio de judíos, no podemos envenenarles, pero tenemos que ser capaces de dar pasos para encontrar una forma de llegar al éxito en el exterminio".

Es 20 de enero y en el palacio de Wannsee, junto al lago de aguas cristalinas, Heydrich ha reunido a los quince mejores expertos en matanzas porque ha recibido la orden de poner de una vez en marcha la "solución final" de ese problema. Hay que tomarse en serio el asunto, y ordenar los métodos, convertir el empeño en un sistema industrial eficiente en resultados concretos y en términos de economía. Y la consigna debe carecer de elementos que permitan la duda. A partir de ahora está claro que lo que procede es matar a todos, absolutamente todos, los judíos que se encuentran en territorios del Reich o en zonas conquistadas. No solo en esas áreas, sino también en el resto de Europa. Porque quedan muchos judíos en países rendidos o aliados. En casi ninguno de ellos se va a encontrar ningún problema para aplicar la solución. Sí en Italia, que es un aliado dubitativo en este asunto, pero no hay quejas sobre la actitud de Francia.

Hitler ha hecho hincapié varias veces en su "profecía" de que, si se produjera una nueva guerra mundial, los judíos desaparecerían de la faz de la tierra. Ahora ya no puede haber vacilaciones. Ya hay una guerra mundial desde que Estados Unidos se han enrolado en ella. Dentro de diez días, en un sitio público, el Sportpalas de Berlín, el Führer va a insistir en ello: "Esta guerra no tendrá un final como imaginan los judíos, con el exterminio de los pueblos arios de Europa, sino que el resultado de esta guerra será la aniquilación de la judería. Por primera vez, la antigua ley judía será aplicada ahora: ojo por ojo y diente por diente".

No hay constancia documental de que en Wannsee se hable de España. Se hace notar, simplemente, que allí hay seis mil judíos. Pero su destino está claro, para cuando se pueda atender la relación con este país. Lo seis mil están censados por algún organismo del Gobierno, que ha pasado nota a los representantes alemanes en la Embajada de Madrid. El censo que inició el 5 de mayo de 1941 José Finat, conde de Mayalde, ahora embajador en Berlín. Están todos localizados.

Una compleja serie de razones impedirá que España entre en la guerra al lado de Alemania. Eso evitará que los nombres incluidos en el Archivo Judaico pasen a formar parte de los listados de Auschwitz.

A finales de 1945, los archivos de los ministerios de Gobernación y de Asuntos Exteriores serán expurgados para que no quede nada que demuestre que la mayor actitud de piedad de Franco hacia los judíos fue dejar pasar a algunos, o soportar en ocasiones la acción individual de los pocos diplomáticos que se la jugaron por salvar vidas humanas.

El Archivo Judaico habría sido un hermoso regalo para Hitler. Su conservación, una repugnante prueba de lo que los falangistas de Ramón Serrano Suñer pretendían hacer con los judíos españoles.

El cinismo franquista llegó al extremo cuando tuvo que negociar con los aliados vencedores en la guerra la liquidación de las deudas con Alemania. La delegación española se atrevió, ante el escándalo de los representantes aliados, a pedir compensación por los daños patrimoniales causados por los nazis a los sefardíes de Tesalónica. El representante inglés McCombe tuvo que recordar en la reunión que España jamás había protestado por la persecución nazi contra sus compatriotas.

domingo, 20 de junio de 2010

... Y la palabra ganadora es... República

Porrr fin se hace pública la palabra ganadora del concurso hecho por el Instituo Cervantes para votar la palabra más popular del diccionario


Después del ridículo y la censura, este es el final de la historia

República

DESENLACE: CENSURA Y TORPEZA

Lo más sorprendente de todo esto es cómo ha concluido: el 19 de junio, el Día-E a la hora H, en flagrante contradicción con su conspiranoica (ésta sí) teoría del “sabotaje”, el propio Instituto Cervantes ha dado —de facto— por buenos los resultados al cierre prematuro de la votación. Eso sí, eludiendo citar la palabra ganadora (objetivo último del concurso) mediante una creativa solución producto de alguna mente privilegiada: proclamar las diez palabras más votadas por los internautas por estricto orden alfabético. Ya se sabe: nunca dejes que la realidad te estropee el buen orden establecido. “Arrebañar” (profundo y bello concepto) empieza con “a” y “gamusino” (más profundo aún si cabe) empieza con “g”. De esta forma, junto a otras palabras, se cuelan por delante de ”república”, que empieza con “r”… Absolutamente genial.

Para leer toda la noticia pincha aquí

sábado, 19 de junio de 2010

Ni leyes, ni justicia (Nuestro pequeño homenaje al maestro Saramago)


José Saramago

Cuadernos de Saramago

13/02/2010

En Portugal, en la aldea medieval de Monsaraz, hay un fresco alegórico de finales del siglo XV que representa al Buen Juez y al Mal Juez, el primero con una expresión grave y digna en el rostro y sosteniendo en la mano la recta vara de la justicia, el segundo con dos caras y la vara de la justicia quebrada. Por no se sabe qué razones, estas pinturas estuvieron escondidas tras un tabique de ladrillos durante siglos y solo en 1958 pudieron ver la luz del día y ser apreciadas por los amantes del arte y de la justicia. De la justicia, digo bien, porque la lección cívica que esas antiguas figuras nos transmiten es clara e ilustrativa. Hay jueces buenos y justos a quienes se agradece que existan, hay otros que, proclamándose a sí mismos justos, de buenos tienen poco, y, finalmente, además de injustos, no son, dicho con otras palabras, a la luz de los más simples criterios éticos, buena gente. Nunca hubo una edad de oro para la justicia.

Hoy, ni oro, ni plata, vivimos en tiempos de plomo. Que lo diga el juez Baltasar Garzón que, víctima del despecho de algunos de sus pares demasiado complacientes con el fascismo que perdura tras el nombre de la Falange Española y de sus acólitos, vive bajo la amenaza de una inhabilitación de entre doce y dieciséis años que liquidaría definitivamente su carrera de magistrado. El mismo Baltasar Garzón que, no siendo deportista de elite, no siendo ciclista ni jugador de fútbol o tenista, hizo universalmente conocido y respetado el nombre de España. El mismo Baltasar Garzón que hizo nacer en la conciencia de los españoles la necesidad de una Ley de la Memoria Histórica y que, a su abrigo, pretendió investigar no sólo los crímenes del franquismo sino los de las otras partes del conflicto. El mismo corajoso y honesto Baltasar Garzón que se atrevió a procesar a Augusto Pinochet, dándole a la justicia de países como Argentina y Chile un ejemplo de dignidad que luego sería continuado. Se invoca en España la Ley de Amnistía para justificar la persecución a Baltasar Garzón, pero, según mi opinión de ciudadano común, la Ley de Amnistía fue una manera hipócrita de intentar pasar página, equiparando a las víctimas con sus verdugos, en nombre de un igualmente hipócrita perdón general. Pero la página, al contrario de lo que piensan los enemigos de Baltasar Garzón, no se dejará pasar. Faltando Baltasar Garzón, suponiendo que se llegue a ese punto, será la conciencia de la parte más sana de la sociedad española la que exigirá la revocación de la Ley de Amnistía y que prosigan las investigaciones que permitirán poner la verdad en el lugar donde estaba faltando. No con leyes que son viciosamente despreciadas y mal interpretadas, no con una justicia que es ofendida todos los días. El destino del juez Baltasar Garzón está en las manos del pueblo español, no de los malos jueces que un anónimo pintor portugués retrató en el siglo XV.

http://cuaderno.josesaramago.org/2010/02/13/ni-leyes-ni-justicia/

* Ante la noticia de la muerte ayer en Lanzarote del escritor José Saramago, tan íntimamente relacionado con la causa republicana española en general, y con nuestra asociación en particular, desde UCAR-Granada queremos sumar nuestra voz a su recuerdo, publicando este texto del Nobel portugués, escrito en honor del juez Baltasar Garzón, perseguido y asaeteado por los herederos del fascismo. Que la tierra te sea leve, compañero.

jueves, 17 de junio de 2010

La crisis según "El Roto"

Almodóvar, Javier Bardem... se unen en un vídeo por la Memoria Histórica

- Personalidades de la cultura participan en un vídeo en el que relatan la historia de personas asesinadas "sin juicio ni sentencia".

- La película reivindica nombres como el de Virgilio Leret Ruiz o José Villalibre Toral, un aviador y un albañil, ambos fusilados.

- El vídeo ha sido divulgado por la Plataforma contra la Impunidad.



20 Minutos

14/06/2010

Pedro Almodóvar mira a la cámara y se transforma en Virgilio Leret Ruiz, un aviador y jefe de las Fuerzas Aéreas de la Zona Oriental de Marruecos que fue el primer militar asesinado por sus compañeros sublevados el amanecer del 18 de julio de 1936 en la Base Aérea Militar de Melilla. "No tuve juicio, ni abogado, ni sentencia", explica con solemnidad el cineasta manchego sin despegar la mirada del objetivo.

Así arranca el vídeo Cultura contra la impunidad, el cual recoge durante nueve minutos otras tantas historias -casos reales, afirman desde la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica- relatados en primera persona por Pilar y Javier Bardem, Juan Diego Botto, Hugo Silva, Almudena Grandes, Maribel Verdú, Juan José Millás o Juan Diego entre otros.

De esta manera salen a la luz nombres olvidados como el de María Álvarez, asesinada por un grupo de guardias civiles en lo que se suponía su traslado; o en José Villalibre Toral, un albañil fusilado; o en Feliciano Marcos Brasa, miembro de las Juventudes Socialistas, torturado y también asesinado.

El vídeo ha sido dirigido por Azucena Rodríguez y se ha realizado gracias a la "colaboración completamente desinteresada y altruista de todos los que participan en él", explica la Plataforma contra la Impunidad, uno de sus artífices.

El objetivo del vídeo es reconocer a aquellas personas que fueron asesinadas de manera "injusta y arbitraria" y cuyas familias "siguen esperando" justicia y reparación.

http://www.20minutos.es/noticia/736286/0/memoria/historica/cultura/

miércoles, 16 de junio de 2010

Parece que el Instituto Cervantes no puede aceptar que la palabra más votada por los/as ciudadanos/as del Estado Español sea: República


El Instituto Cervantes inició una campaña para elegir la palabra más popular de nuestro diccionario. En su página web se podía elegir y votar una palabra, todo ha resultado muy divertido, diversos programas y medios se fueron haciendo eco del transcurrir de la votación que terminaría este próximo día 19 de junio, pero "la democracia tiene un límite", en Italia puede ser escribir y documentar la vida del crápula Berlusconi, en España....

Pincha aquí para ver el asunto completo

martes, 15 de junio de 2010

Polémica en Segovia por una canción en la que se llama "bastardo" al rey


El PP acusa al Ayuntamiento de financiar a un grupo musical que insulta al jefe de Estado

Público/Europa Press

10/06/2010

"Bastardo". "Hijo de puta". Estas palabras han hecho saltar la polémica en Segovia. El objetivo de tales descalificiones es el rey Juan Carlos y los autores un grupo musical de la localidad, Ardor de Estómago, que incluyeron en su tema Una Historia Real lo que piensan del monarca.

La susodicha canción no hubiera sido noticia si el grupo municipal del PP no hubiera criticado al Ayuntamiento de Segovia, gobernado por el PSOE, por haber destinado dinero público a patrocinar la pieza musical en la edición de un CD de la IV Muestra de Música Joven organizada por el Consistorio.

Para los conservadores, Una Historia Real es un tema "que es más que discutible que pueda ser promocionado con un dinero público que cada vez escasea más y que podía haber sido destinado a fines menos ofensivos tanto para la Casa Real, como para los españoles y la inmensa mayoría de los segovianos". El PP no "entra a valorar ni la finalidad de la Muestra de Música Joven, ni a los jóvenes músicos segovianos cuya labor siempre ha sido meritoria. Sin embargo, la letra de este tema en concreto es reiterativa e inequívoca".

Desde el PP de Segovia dicen sentirse "avergonzados" porque "su Ayuntamiento y el dinero público de todos se haya empleado en promocionar insultos al rey y a la Casa Real". "Se da la circunstancia -afirmaron-- que no hace ni un mes que el alcalde de Segovia visitó a la princesa Letizia junto con los ganadores del Premio Cirilo Rodríguez de este año. Y, además, el propio Pedro Arahuetes que preside la Fundación Juan de Borbón promociona y presta su imagen y la del Ayuntamiento de Segovia, además del dinero de todos, a temas como este".

El Ayuntamiento elude responsabilidades

Por su parte, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento ha eludido cualquier responsabilidad sobre la canción. El Consitorio recuerda que en las bases del concurso municipal "aparece muy claro que cada grupo elegirá la canción que considere oportuna para su grabación siendo cada grupo responsable de la misma". Además, sostuvo que "todas las canciones son propiedad de los grupos, por lo que son los grupos directamente los responsables de sus canciones".
"Son los grupos directamente los responsables de sus canciones"

El CD, que fue presentado el 6 de mayo de 2010, está promovido por la Concejalía de Juventud, "con el objetivo de impulsar las formaciones musicales jóvenes, cuyos miembros tengan edades comprendidas entre los 16 y 35 años", se recuerda desde el Ayuntamiento. Asimismo, según matizó el Gobierno socialista en el comunicado, se pretende difundir y dar a conocer el trabajo y la música de grupos o solistas jóvenes de Segovia, cualquiera que sea su estilo, para ayudarles a hacerse un hueco en el panorama musical.

Finalmente, el Gobierno que encabeza Pedro Arahuetes consideró que el PP ha suscitado una "polémica interesada" que "aprovechamos para recordar que la V Muestra de Música Joven de Segovia tendrá lugar el 21 de junio, en San Juan de los Caballeros, dentro del Programa de Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro", indicaron.

La letra de 'Una historia real' dice: "Quién mató a su propio hermano/ Con una escopeta de caza/ En circunstancias poco aclaradas /Quién fue nombrado sucesor/ Por un asqueroso dictador /Quién era el Elefante Blanco/ Quién se llevaba bien con Franco/ El hijoputa del rey Juan Carlos/ El hijoputa del rey/ Bastardo/ A quién le regalan barcos/ Los banqueros y empresarios/ Quién está por encima de la Ley/ Se las da de campechano.... asuntos escabrosos/ Quién se codea con mafiosos/ Quién habló mal de Adolfo Suárez/ Delante de los militares/ El hijoputa del rey Juan Carlos/El hijoputa del rey/ Bastardo/ Quién hizo levantarse a Tejero y Armada/ Dejándolos en la estacada/ Quién salio luego por televisión/ Como líder de la Transición/ A quién le cubren las espaldas/Con los secretos de Estado/ Quién tiene lameculos pegados como lapas/ Siguiéndole a todos lados/ El hijoputa del rey Juan Carlos/ El hijoputa del rey/ Bastardo.

domingo, 13 de junio de 2010

Comienza el proceso de la Conferencia Republicana del PCE: “Nuestra idea de República es para el siglo XXI”


Secretaría de Movimiento Republicano del PCE

10/06/2010

Centella: “Está justificada la respuesta contundente de los trabajadores”

“Es imposible contentar a la vez a la patronal y a los trabajadores y el gobierno ha optado porque la crisis la paguen los trabajadores”, sentenció esta mañana el Secretario General del PCE, José Luis Centella: “la ruptura del diálogo social ha sido un fracaso del gobierno que ha desactivado cualquier posibilidad de diálogo y ha hecho el trabajo sucio, filtrando propuestas que hacían perder a la patronal cualquier interés de llegar a un acuerdo”.

Esta mañana el PCE presentó a la prensa el comienzo del trabajo de la Conferencia Republicana que el Partido Comunista celebrará el 16 de octubre. Pero las circunstancias hicieron inevitable, que el Secretario General tuviera que comenzar denunciando la situación, diciendo que en ningún momento el gobierno ha planteado una reforma fiscal para que paguen más los que más tienen, ni la persecución real contra el fraude, ni la banca pública, ni la apuesta por lo público, sino que se ha centrado en la rebaja de los salarios de los funcionarios, en la congelación de las pensiones, en el abaratamiento del despido y en la supeditación al FMI.

En estas circunstancias “está plenamente justificada una repuesta contundente de los trabajadores, no sólo a través de una huelga general sino con una movilización sostenida que plantee en todos los niveles propuestas alternativas para otra política” y enfatizó en que “hoy más que nunca hace falta fortalecer la alternativa de Izquierda que IU representa con una subida social, anticapitalista, republicana y federal”

La crítica al gobierno socialista no sólo se limitó a los contenidos sino a sus formas, recordando que hará coincidir la aprobación de las reformas en consejo extraordinario de ministros con el día, 16 de junio, en que España inicia sus partidos en el Mundial de fútbol, como se hacían en aquellos años predemocráticos.

Respecto al proyecto republicano del PCE, Gloria Aguilar, Responsable del Movimiento Republicano del PCE, presentó el inicio del trabajo que se abre ahora y que va más allá de un cambio en la Jefatura del Estado y de una continuidad de la II República, ya que se trata de una concepción de Estado que suponen no sólo un cambio de ideas y valores sino de orden económico. “Nuestra idea de República es para el siglo XXI, y toda propuesta republicana tiene que aparecer como alternativa democrática a la realidad existente”

“El PCE cree que es el momento de impulsar el movimiento republicano no como Memoria Historica, sino como una alternativa real y concreta” explicó José Luis Centella, y en ella participarán todos los movimientos republicanos.

viernes, 11 de junio de 2010

El PCE inicia el camino hacia la III República


Iñigo Aduriz

Público

10/06/2010

Promueve una conferencia para favorecer un nuevo proceso constituyente

Los comunistas españoles están decididos a dar un primer paso hacia una "República del siglo XXI". El próximo mes de octubre culminarán, con la celebración de una primera Conferencia Republicana, el diseño de una renovada estrategia para impulsar una nueva constitución para España.

El Partido Comunista (PCE) considera que en el peor momento de la crisis "se hace más necesario que nunca" el inicio de un proceso que culmine con la proclamación de la III República. El secretario general de los comunistas, José Luis Centella, criticó que el rey se haya posicionado "a favor de la salida conservadora de la crisis" y no haya sido "neutral".

Asimismo, desde el PCE apuntaron a que la única forma de alcanzar una "democracia plena y participativa" que posibilite una "salida social" de la crisis llegará con la instauración de un nuevo régimen que, históricamente, "se caracteriza por su vinculación a la realidad social".

Un referéndum "tramposo"

Se trata de superar los "tabúes" y los "miedos" que, según Centella, siguen rodeando la posibilidad de acabar con la monarquía. Prejuicios que, en su opinión, se deben a la "herencia" del franquismo que perdura en la sociedad española. "En 1977 se celebró un referéndum tramposo, porque no se dio a elegir entre monarquía y República, sino entre democracia y dictadura", denunció. Ahora, en cambio, "ha llegado el momento de que el republicanismo pase de ser un movimiento testimonial a una opción real", recalcó.

La del próximo 16 de octubre será una conferencia "abierta" que pretende aunar a "todo un movimiento que ya ha alcanzado su mayoría de edad", para poner en marcha un debate "abierto" y "transparente" sobre las posibilidades de un nuevo régimen en España, explicó Centella. Al encuentro también están invitados los miembros de otros partidos de la izquierda española a parte de los del propio PCE o Izquierda Unida, así como los colectivos republicanos "de todo tipo".

La responsable de Movimiento Republicano del PCE, Gloria Aguilar, añadió que "la conquista de la República no es sólo la consecución de un entramado jurídico-político determinado, que también, sino algo más que afecta al modo de vivir y a la propia democracia económica".

En este sentido, los comunistas plantean en su documento base para la conferencia republicana un nuevo régimen político que se asiente en el "impulso de los derechos humanos", en la "consolidación de una democracia participativa", en la "instauración de un Estado laico" y en la "construcción de un Estado federal", entre otros valores.

Gloria Aguilar quiso dejar claro que todo este proceso hacia la III República debe hacerse a partir de una "idea clave": "Que la ciudadanía es el sujeto primordial de la política". Pero, ante el escaso respaldo electoral del PCE, el éxito de la iniciativa dependerá, únicamente, del apoyo de los partidos mayoritarios.


* Documento base para la Conferencia Republicana del PCE

miércoles, 9 de junio de 2010

El funcionario Borbón


Amadeo Martínez Inglés

Kaosenlared

27/05/2010

Sí, sí, al todavía jefe del Estado español, al inquilino de La Zarzuela, al super funcionario Borbón, al heredero de Franco a título de rey, al máximo representante de la más inútil, anacrónica, costosa, vacía y prescindible institución española (y mira que hay instituciones de estas características en este país: vicepresidencias del Gobierno, ministerios de Igualdad, Vivienda, Cultura, Sanidad, Trabajo, Senado, Audiencia Nacional, Tribunal Constitucional, Defensor del Pueblo, Consejo de Estado, Consejo General del Poder Judicial…), al capitán general de la ONG nacional “Soldaditos españoles sin fronteras” que, curiosamente, este próximo domingo celebra la festividad de su santo patrón, al ciudadano de rancia familia importada de Francia que, según la modélica Constitución del 78, es propietaria de la primera magistratura de la nación española ¿quién, cuando, cómo y en qué cuantía le van a reducir su sueldo anual de 9 millones de euros (1.500 millones de las antiguas pesetas, a las que según todos los indicios pronto vamos a volver) para contribuir al ajuste duro en el que estamos metidos los españoles?

Porque, con la que está cayendo en este país, al borde de la catástrofe total después de dos años de crisis de caballo y, sobre todo, después de las medidas elaboradas con secretismo y saña increíbles contra funcionarios y pensionistas por parte de ZP, explicitadas en aquél ya famoso “miércoles negro” y que ya han sido calificadas por éstos colectivos como un “casus belli” de manual, que no piense ni por un momento este super parásito de la sociedad española afincado en el palacio de La Zarzuela que se va a ir de rositas en años venideros con esos millones que religiosa y estúpidamente le pagamos los españoles, amparándose sólo en aquella demagógica y artera declaración de hace unos meses filtrada por Palacio a los medios de comunicación. Y que hacía referencia a que su majestad (el conocido antiguamente como cadete Juanito) había pedido por favor al Gobierno de la nación (o sea, a su amigo ZP) de que visto lo visto (la crisis de caballo que empezaba a hacer estragos en España a pesar de ser negada como un obseso por el presidente) le congelaran los 1.500 millones de vellón que, en cumplimiento de lo ordenado en su día por su genocida mentor, el militarote Franco, y volcado después por sus amanuenses en la sacrosanta (y blindada) Constitución del 78, le venimos facilitando los ciudadanos de este país para que él, en base a su divina e histórica legitimidad borbónica, siga pegándose la gran vida.

Vida regalada por otra parte (la propia de un rey que se precie) que en la actualidad, debido substancialmente a razones fisiológicas y de edad, ya no prioriza sobre todas las cosas las juergas sexuales, gastronómicas o cinéticas sino que discurre por otros caminos del placer más acordes con su edad y su condición de “jubilata institucional”. Como los viajes de placer visual, las excursiones de Estado para asistir a las carreras de Fórmula 1 de su amiguete Fernando Alonso, los desplazamientos dinásticos para cumplir con los diversos integrantes de casas reales europeas y las asistencias programadas para que el pabellón real español ondee en finales futbolísticas como la Champion Ligue u otros eventos deportivos.

Y es que a este super funcionario Borbón, a este rey de pacotilla impuesto por un dictador, a este cara dura institucional, a este general de atrezzo, a este figurón real, no sólo habría que bajarle el sueldo ese 15 % al que ahora, con afán puramente demagógico, se apuntan políticos y altos funcionarios que no bajan de los 6.000 euros mensuales. Habría que rebajárselo hasta el cero absoluto, hasta la nada. Y con él a toda la abultada nómina familiar de hijos, nietos, hermanos, sobrinos… que, al igual que el patriarca regio, viven del cuento en este país.

Y a renglón seguido el Gobierno debería, para contribuir al ajuste duro nacional auspiciado por el FMI, la UE, y el bronceado Obama, cerrar de una vez por todas el chiringuito regio zarzuelero, empezando por el palacio de papá, continuando con el pisito del principito (sí, el que nos costó a los españoles 800 millones de pesetas y que tiene más cuartos de baño que el de Boyer) que, últimamente, ante el cáncer benigno que le han detectado a su señor padre en Barcelona, está en todas partes intentando promocionar su desgarbada y estúpida figura institucional, y terminando, por supuesto, con el palacio real, la guardia asimismo real, los alabarderos, los cocineros de diseño, los ayudantes de cámara y la madre que los parió… Que nos cuestan, todos ellos, un ojo de la cara a los sufridos y empobrecidos españoles de este bendito año apocalíptico de 2010, que ya no están ni para gobernantes incompetentes ni para vividores regios.

Porque, además, amigos, no crean que con todo esto les íbamos a crear un problema, equivalente al menos al que afronta cada mañana el parado medio español para buscarse el sustento de los suyos, a nuestros divinos monarcas de derecho franquista. Según conocidas y documentadas revistas que revelan periódicamente el patrimonio de reyes, famosos y ricachones de toda laya, nuestro querido y salvador monarca (sí, sí, el que nos salvó a todos los españoles de Tejero, Armada y Milans, sus peones de brega) no baja de los 1790 millones de euros (300.000 millones de pesetas). Estabulados sabe Dios donde, pero tan reales como él y la vida misma. Así que ¡hala! Zapatero haz algo medianamente inteligente por una sola vez y descarga el pasivo de todos los españoles mandando a la familia parasitaria de La Zarzuela a la puta rue… Es un decir.

Y para terminar, amigos, una última reflexión personal sobre la presente crisis, que algo bueno (ya se sabe el popular refrán) nos puede traer a los españoles. Y es que mira por donde este revulsivo, este problemón financiero y económico que se ha asentado entre nosotros y, parece ser, con afán de quedarse unos añitos, podría, a la chita callando, además de rebajar el sueldo y las canonjías de todo tipo de nuestra corrupta clase política, derribar como un castillo de naipes el sombrajo levantado por los franquistas de los años sesenta para que el franquismo (esta vez coronado) perviviera años y años en este país. Disfrazado ¡como no! de demócrata y garante de las libertades y derechos del pueblo soberano español. Algo que no ha podido lograr ni el popular juez “Garzonator”, jugándose el tipo a más y mejor, antes de ser enviado a freír gárgaras al TPI.

lunes, 7 de junio de 2010

Promotores de III República esperan que el voto de IU y PSOE en Villamalea (Albacete) anime al proceso constituyente


Europa Press

06/06/2010

La Coordinadora de la Red de Municipios por la Tercera República espera que el voto de IU y PSOE en Villamalea (Albacete) "sirva de ejemplo en otros municipios" para respaldar la apertura de un proceso constituyente que ponga fin a la Monarquía Parlamentaria e instaure en España una República.

Según explicó a Europa Press el coordinador de esta promotora a favor de la III República, Antonio Romero, esta votación puso de manifiesto que "la gente de izquierdas y progresistas está cada vez más de acuerdo con abrir un proceso constituyente". En este sentido, reclamó al PSOE que "no tome medidas" contra los concejales socialistas que apoyaron la iniciativa de IU.

El pasado jueves, 3 de junio el Ayuntamiento de Villamalea, municipio de 4.000 habitantes popularmente conocido como 'La Pequeña Rusia', apoyó en sesión plenaria la moción promovida por la Red de Municipios por la III República.

La propuesta salió adelante con los votos afirmativos de los tres concejales de IU y los cuatro del PSOE, mientras que contó con dos votos en contra del PP --partido que tiene otros dos concejales en el Pleno, ausentes el día de la votación--.

Antonio Romero, ex parlamentario de IULV-CA, recordó que desde Red de Municipios por la Tercera República insta a todos los ayuntamiento españoles a que incluyan en la agenda local la "cuestión republicana", elevando a los plenos mociones a favor de un proceso constituyente.

sábado, 5 de junio de 2010

Neutros, tibios y equidistantes


Pedro Luis Angosto

La República

28/05/2010

Hace ya más de treinta años, cuando estudiaba sexto de bachiller en el Instituto de Caravaca, recibí en la piel de un amigo una lección que nunca he podido olvidar. En una de aquellas aulas hacinadas, don Juan Romera, hombre serio, irónico –a veces hasta el sarcasmo- y con un profundo compromiso cívico, hablaba de etimología entre el murmullo y las risas de la turba adolescente. De repente, cansado, dio un golpe en la mesa, mandó callar y fue sacándonos uno por uno para que analizásemos las raíces de determinadas palabras. Como pude salí del atolladero en que me habían metido las risas y la distracción y supe, más o menos, decirle el significado del verbo “inmiscuirse” y el de mi primer apellido: “angosto”. Lo pasé mal, bastante mal, pero no tanto como cuando le llegó el turno a mi amigo Antonio Pérez. –Explíqueme usted la etimología y el significado de la palabra “apolítico”. Mi amigo se refirió a la polis griega y al prefijo “a”. Buena explicación. Entonces Don Juan, con toda la intención del mundo, cambió de sendero. -¿Qué piensa usted de la política? -Don Juan, en mi casa no se habla de eso –corría el año 1976, el hedor del cadáver de Franco estaba presente en todos los rincones-, mi padre no nos deja. –Ya, pero ahora no estás en tu casa, sino en clase y te he hecho una pregunta que tiene mucho que ver con tu explicación, ¿entonces, eres apolítico? –Sí, don Juan aquí somos todos apolíticos. Mirándolo a él y mirándonos a todos, Don Juan nos dijo que ser apolítico, en sentido estricto aciudadano, era ser apersona porque no se adquiere la condición de ciudadano ni de persona si uno se desentiende o se distancia de los asuntos de la polis, de la res pública.

Desde hace unos años, a los seudohistoriadores fascistas que reinan en los mejores escaparates y anaqueles de muchas librerías patrias, se han unido varios intelectuales que en virtud de no sé qué poder demiúrgico se han situado por encima del bien y del mal, instalándose en la equidistancia, la neutralidad activa y la tibieza, acusándonos de “guerracivilistas, sectarios y cainitas”, tal como hacen los otros, a quienes trabajamos –con la mejor voluntad, desde la más estricta ética profesional y humana: Una y otra son inseparables- para esclarecer nuestra historia robada, la historia de nuestros cuarenta años de sangre, sufrimiento y mentiras. Por nombrar a unos cuantos, es imprescindible, citaré a Arturo Pérez Reverte, Antonio Muñoz Molina, Rosa Montero, Joaquín Leguina o Fernando Savater, el primero siempre dispuesto a mentar la madre de quien no piense como él y a echar la culpa de todo a los malditos políticos; los otros afirmando en libros y tribunas de los grandes medios que en todas partes cocieron habas: Sobre todo –digo yo- después del final de la guerra, cuando los ganadores instauraron ese periodo de terror que al someterlo a la centrifugadora del olvido y el apoliticismo, sigue condicionando dañinamente nuestro devenir.

No comprendo su postura, sobre todo la de algunos, pero cada cual es libre de ponerse en el lugar que estime oportuno, de acusar a quienes trabajan horas, días y años, sin esperar remuneración ni reconocimiento alguno, de querer abrir heridas y enfrentar a los habitantes de este sufrido país, más cuando saben que nuestro propósito es justamente el contrario: Cerrar definitivamente las heridas que abrieron unos canallas hace setenta y cuatro años. No soy quién para discutir ese derecho a nadie, ni a Agamenón ni a su porquero, pero mucho menos a personas más doctas, con más entendimiento, más “prestigio” y, por supuesto, mucho más éxito mediático que quien subscribe, pero es obvio que aunque pudiera no lo haría. Empero, yo también tengo mis derechos, entre otros el de denunciar públicamente su falta de respeto a nuestra historia reciente, es decir a todos los españoles que fueron y fuimos víctimas de la dictadura, incluidos ellos, porque víctimas fuimos todos, incluso quienes defienden la infamia o se han colocado voluntariamente al margen de la misma; su afán por dar carpetazo a la parte más negra de la misma y su contribución al apoliticismo de los ciudadanos de este país con la falta de compromiso ético que delata su aparente neutralidad y esa muletilla tan usada como insultante –“los unos y los otros”- que equipara a leales y traidores, a verdugos y víctimas, cuando lo único que se jugaba en esa maldita guerra era si España seguía entre los países libres o entraba en la época más cruel y oscura de su historia contemporánea: La leyenda bolchevique, a día de hoy, cuando están abiertos buena parte de los archivos de la antigua URSS y se conocen las intenciones de Stalin, no se la cree ni los cofrades de la Hermandad del Santo Prepucio que dicen se custodia en la localidad francesa de Charroux.

En primer lugar, no conozco a nadie, absolutamente a nadie, que trabaje seriamente en eso que mal llaman “memoria histórica” que lo haga para soliviantar, encender hogueras o llenar la casa de fantasmas. Todo lo contrario, quienes nos movemos en ese mundo queremos que nuestro país haga la misma catarsis colectiva que hizo Alemania respecto al nazismo: Que todos nos sintamos avergonzados por haber sido paisanos, colaboradores o indiferentes de un asesino contumaz. No queremos ver a nadie en el cadalso, no queremos cárceles, no queremos más desolación ni más llantos, sólo deseamos que se acabe la ceguera, que se reconozca al régimen franquista como lo que fue, uno de las tiranías más sangrientas de las habidas en Europa Occidental y se anulen todas sus sentencias represivas, que se repare a las víctimas siquiera simbólicamente y que sus hijos y nietos puedan enterrar, como Dios manda o como ellos quieran, a sus muertos, que, de una vez por todas se acaben las lágrimas porque hay mucha gente que lleva llorando décadas, a escondidas, sin obtener consuelo de nadie, por dignidad, por Justicia y por conciencia democrática.

En segundo lugar, no hay que remontarse a Carlos IV ni a Fernando VII para buscar el origen de nuestros problemas, por esas iríamos a Viriato, a Recesvinto a Pelayo o a Trento: El siglo XIX fue convulso en todo el continente y la democracia no llegó ni siquiera a Francia hasta que se instauró la III República, es decir, a finales del siglo XIX. Cuando España se despega del todo de la historia es a partir de la dictadura criminal de Francisco Franco: Cuarenta años de asesinatos, de exilios, de torturas, de depuraciones, de persecuciones, de latrocinio, de mentiras, de gloriosos himnos infames, de castración, en una palabra, de terror, no pasan en balde.

En tercer lugar, por supuesto que hubo crímenes en la parte de España que tras el golpe de Estado africanista siguió siendo fiel a la República. Las armas las carga el diablo y un gobierno que pierde a buena parte de las fuerzas de seguridad a las que paga, pocos medios tiene para evitar que pandillas de resentidos –enloquecidos por siglos de abusos, por la violencia fascista y por la rabia irracional- se tomasen la justicia por su mano. Sin embargo, ni una sola orden de los distintos gobiernos republicanos justificó ni alentó jamás tales hechos, antes al contrario, desde los primeros momentos de la traición africanista, los ministros republicanos utilizaron todos los medios a su alcance para impedir desmanes: Un ejemplo de ello son las constantes alocuciones radiofónicas de José Giral, Carlos Esplá, Julio Just o García Oliver advirtiendo a la retaguardia de que caería todo el rigor de la Ley sobre aquellos que actuasen contra ella. Mientras estos y otros muchos esfuerzos se producían por parte de los mandatarios republicanos, Francisco Franco, Yagüe, Mola, Queipo de Llano y las demás bestias africanistas incitaban a sus huestes a un exterminio ideológico planificado como pocas veces han conocido los países de nuestro entorno.

En cuarto lugar, como demócrata, como ciudadano europeo –aunque en este momento eso no sea mucho- los españoles tenemos el mismo derecho que los alemanes a saber que ocurrió durante los cuarenta años más ominosos de nuestra historia; a conocer hasta que punto llegó el terror: Ninguna enfermedad, ninguna herida grave se cura ignorándola. En ese sentido, es preciso recordar que en Alemania la apología del nazismo es un delito, mientras que en España se hace apología del franquismo en cualquier esquina y en cualquier medio de comunicación.

El compromiso político no es obligatorio para nadie, mucho menos para los equidistantes, pero uno está convencido de que ni existen equidistantes ni existen apolíticos, que todo el mundo toma partido, y estos señores y otros de cuyo nombre ahora no me acuerdo, han tomado el suyo: El del la desmemoria. ¡Qué lejos queda Zola!

jueves, 3 de junio de 2010

Crónica del "Acto Público Contra la Impunidad del Franquismo" (Granada, 27 de mayo de 2010)


José María García Labrac

02/06/2010

Cerca de un centenar de granadinos completaron el aforo del Paraninfo de la Facultad de Derecho en la capital con ocasión del Acto Público Contra la Impunidad del Franquismo, convocado por una conjunción de ciudadanos anónimos, asociaciones memorialistas y colectivos republicanos.

La cita era a las 7 en punto de la tarde, del pasado jueves 27 de mayo. Actuaron como presentadores y conductores del evento la estudiante de Derecho Ámala Fernández y el estudiante de Historia Fran Hidalgo.

Ante la mirada vigilante del emperador Carlos V y el gesto adusto de su descendiente borbónico Juan Carlos I, desfilaron por el recinto universitario catedráticos de la talla de Gregorio Cámara Villar, Nicolás López Calera o Álvaro Salvador, profesores como José Luis Serrano, Mercedes del Amo o Maribel Lázaro, y artistas tales que Javier Tárraga, Pepa Merlo o Curro Albaicín.

Excusaron debidamente su asistencia, apoyando la iniciativa, Luis García Montero, Andrés Neuman o Juan Pinilla. Baltasar Garzón Garzón, vicepresidente de la asociación republicana UCAR-Granada, leyó un mensaje enviado ex profeso por el cantaor Enrique Morente, el cual, no obstante, llegó al lugar una vez finalizado el acto.

Tuvieron una destacada participación en la ceremonia varios familiares de víctimas de la dictadura, entre ellos Olga Matarán y Paco Moyano. Éste último, cantaor flamenco reconocido desde el tardofranquismo, no dudó en entonar diversos poemas de Miguel Hernández, recordando además la figura de su abuelo, brigada del Cuerpo de Carabineros, asesinado tras el golpe fascista del 18 de julio de 1936 por permanecer leal a la República.

Resultó especialmente emotiva la presencia de los retratos de los desaparecidos: El maestro nacional de Alhendín Ángel Matarán, su hijo mayor Alfonso y el concejal socialista en Granada Juan Fernández Rosillo. Los rostros de las víctimas del franquismo ejercieron de contrapeso democrático y progresista a la abundancia en el Paraninfo de multitud de símbolos heredados del régimen anterior.

La mayor parte de los intervinientes denunciaron el proceso judicial implementado contra el magistrado Baltasar Garzón Real, sentado en el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo por el juez Luciano Varela, a instancias del sindicato ultraderechista Manos Limpias. Los profesores, intelectuales y artistas granadinos no dudaron en solidarizarse con Garzón, suspendido de sus funciones por haberse atrevido a investigar los crímenes de lesa humanidad cometidos por los sicarios y colaboradores del dictador Francisco Franco.

El periodista e investigador de la Memoria Histórica Paco Vigueras cerró el acto invitando a la concurrencia a firmar una petición al Ayuntamiento de la ciudad, destinada a solicitar la retirada inmediata del monolito fascista sito en la Plaza de Bibataubín. La estatua, inaugurada en 1972 como homenaje de la élite franquista local a José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española, preside uno de los espacios más emblemáticos de Granada, a escasa distancia de la Fuente de las Batallas o la Plaza de Mariana Pineda.

Sobre las 9 de la noche comenzó a desalojarse el Paraninfo, dándose por concluido el evento. En el aire todavía resfrescante de la Plaza de la Universidad resonaba el eco de las víctimas del franquismo, reclamando para sí y para todos los españoles Verdad, Justicia y Reparación.

*Nota al margen: Intervención del compañero estudiante Fran Hidalgo (Plataforma de Ciudadanos por la República de Granada) en los prolegómenos del Acto contra la Impunidad del Franquismo:

Estimados compañeros y compañeras, amigas y amigos:

Permítanme que les hable con franqueza.

Van casi 35 años de la muerte del dictador. Aquel 20 de noviembre de 1975 supuso un acontecimiento liberador y cargado de esperanza para miles de demócratas, republicanos y antifascistas de España y el mundo.

Hoy, 27 de mayo de 2010, Baltasar Garzón Real se halla suspendido de sus funciones como magistrado en la Audiencia Nacional al ser declarado incompetente para juzgar los crímenes del franquismo.

La ONU, organismo que defiende y promueve los derechos humanos a nivel internacional, del que nuestro país es miembro, ha mostrado recientemente su preocupación por la suspensión del juez Garzón. El Grupo sobre desapariciones forzosas alega que la práctica de secuestros es un delito “continuo” desde el inicio de la desaparición hasta que el crimen no sea dilucidado.

El secretario interino de la prestigiosa organización Amnistía Internacional, Claudio Cordone, afirmó que “los cargos contra Garzón son escandalosos”.

El origen material de todo este conflicto jurídico comienza un 15 de octubre de 1977. Las cortes del reino, presididas por D. Antonio Hernández Gil, aprueban la Ley de Amnistía. Tanto la historiografía oficial como la clase política de nuestro país han venido sosteniendo que uno de los pilares del actual modelo de estado que disfrutamos los españoles reside en el espíritu conciliador de la transición, manifiesto en esta Ley. Será el juez D. Luciano Varela Castro quien, actuando en base a la norma del 77, suspenda la actividad de Baltasar Garzón.

Son muchas las preguntas que, ante la luz de los acontecimientos, podemos hacernos. Y no son menos las respuestas que obtenemos. ¿Acaso España no es un estado social, democrático y de derecho o, por el contrario, nos encontramos ante un franquismo del siglo XXI?

Volviendo al inicio de esta breve intervención, las esperanzas que despertó el 20 N del 75 contemplaban, entre otros, la recuperación de toda una vida dedicada a la lucha por una España democrática, republicana y libre. Los españoles esperaban, entre miedos e ilusiones, restituir la memoria de tantos compatriotas, amigos, familiares, compañeros, gentes solidarias de otros lugares, que desde el 18 de julio de 1936 hasta los últimos coletazos de la criminal dictadura habían gastado algo más que sus fuerzas en devolver la dignidad a este país.

Los deseos de los que hablo se resumían en VERDAD, JUSTICIA y REPARACIÓN.

Hoy, a 35 años de conmemorar la muerte de Franco, exigimos como ayer que nuestra historia no sea tergiversada, que los culpables de la tragedia franquista no queden impunes, que la memoria de nuestras víctimas sea reparada.

Muchas gracias.