Contactar con GRANADA REPUBLICANA UCAR

Correo Electrónico: info@granadarepublicana.es

lunes, 31 de enero de 2011

La generación estafada


Ignacio Escolar

Escolar.net

28/01/2011

Tengo 35 años y podría ser peor. Podría tener 25, ó 20, y así entrar de cabeza en esa generación estafada a la que le han cambiado el derecho a una vivienda digna y un empleo estable por la Playstation III. Nos dieron gato por liebre, hiperespacio a cambio de espacio, y por eso no me extraña que la ley Sinde enfade más a los jóvenes que el recorte de las pensiones o la reforma laboral. Hemos asumido nuestro destino, hemos aceptado nuestro lugar.

En toda Europa, de norte a sur, se repite que los jóvenes de hoy pasarán a la historia como la primera generación que vivirá peor que la de sus padres desde la II Guerra Mundial. En Europea es un drama; en España es una tragedia nacional. ¿Mileuristas? Más quisieran. El 43% de los jóvenes españoles entre 18 y 25 años en España ni trabaja ni estudia (*). Ni tiene nada ni aspira a nada. La nada de nada, la mierda al cuadrado, es el presente y el futuro para cuatro de cada diez.

Me van a perdonar que no celebre el exitoso consenso nacional pero, francamente, no tengo humor para brindar. Miro la mesa de aquellos que han pactado elevar poco a poco la jubilación a los 67 y ni uno solo de ellos, por edad, tendrá que trabajar tres años y medio más para retirarse a los 65 con toda su pensión. Pero no culpo a los sindicatos, podría haber sido mucho peor. Es preferible el acuerdo al decretazo; es bastante mejor también lo que han pactado que la propuesta inicial del Gobierno. En este país resignado y asustado, es dudoso que los sindicatos tuviesen margen para más. Pero perder por menos nunca es una victoria. Por mucho que se adorne, el pacto no deja de ser un importante recorte en la cuantía y la duración de las pensiones que pagarán los de siempre, los más débiles: esa misma generación que mañana no podrá jubilarse y hoy no puede trabajar.

———

* Fe de erratas 20:48:

El paro juvenil español es del 43,6% y ese 43,6% -más de 900.000 jóvenes- ni estudia ni trabaja. Pero eso no significa que el 43,6% de los jóvenes ni estudie ni trabaje, como digo erróneamente en este artículo, porque el porcentaje sólo se calcula sobre la población activa, no sobre toda la población. El porcentaje exacto de jóvenes que ni estudian ni trabajan era, en 2009, del 15,3% (probablemente ha crecido). Siguen siendo unas cifras altísimas, únicas en la UE, pero no tan terribles como las que yo aportaba, dando por bueno el artículo enlazado -que también se equivoca en ese dato–. Mil disculpas por el gazapo.

http://www.escolar.net/MT/archives/2011/01/la-generacion-estafada.html

** Chiste gráfico a cargo del corrosivo Mena.

No hay comentarios: