Contacta con GRANADA REPUBLICANA UCAR

Escríbenos un correo electrónico a info@granadarepublicana.es

viernes, 4 de mayo de 2012

Escándalo rojo




Mayo de 2012

Hay que andarse con cuidado con la cultura postmoderna y sus efectos sobre la vida cotidiana. El efecto más inmediato, tan directo como casi siempre imperceptible (la idea más sibilina del diablo es “colar” que no existe, igual que la ideología dominante), es el estar de vuelta de todo: nadie se escandaliza ni aunque el mundo se derrumbe ante sus ojos. Y la verdad es que el mundo, un cierto mundo, se está derrumbando mientras otro, a nivel de matices si se quiere, está empezando a emerger.

Coinciden ante el no-escándalo: la crisis de la monarquía, el derrumbe del sistema financiero, la recomposición todavía no sangrienta del capitalismo sobre la base del empobrecimiento masivo, los nuevos golpes de estado tecnocráticos de un cierto fascismo sonriente (Italia y Grecia), y el anuncio, por no seguir con una lista interminable, de “golpecitos” territoriales como el que se prepara contra la experiencia “comunista” de Andalucía, a través de la “intervención” si no se asumen religiosamente los dogmas del déficit y la deuda.

El caso de Andalucía es singular, ya que el problema primario no es formar gobierno o no, una vez se ha decidido que no puede pasar el PP y que, además, ya que no se deben dar elecciones anticipadas, la estrategia de IU pasa ineluctablemente por la estabilidad durante cuatro años. El problema primario, que no termina de verse a pesar de sus perfiles escandalosos, es el anuncio de “golpecito” a Andalucía por tierra, mar y cielo. Por tierra: dada la marea azul de la inmensa cantidad de ayuntamientos conseguidos por el PP. Por mar: rodeando el territorio desde el gobierno central a través de recortes, intervenciones parciales, o menos, en conexión con la mayoría minoritaria del PP en el Parlamento andaluz. Y por aire: Europa y sus mercados no se pueden permitir un caso social-comunista como el de Andalucía, más grande que 16 países de la UE-27, y mucho menos después de los importantes matices que parece va a introducir en la arena europea el caso francés; de ahí el anuncio de The Guardian, presentando una especie de modelo económico-militar, de la futura intervención de Andalucía, que aparece rodeada en el gráfico publicado de pequeños guardias rojos.

Pero decía más arriba que la cultura posmoderna, que es la cultura específica del llamado capitalismo avanzado, nos hipnotiza con la tranquilidad del no-escándalo mientras el corazón financiero-mediático que nuclea la llamada actualidad sustituye a dirigentes democráticos por ejecutivos bancarios o disuelve resultados electorales ante la tranquilidad de una inmensa mayoría de ciudadanos (o mejor, televidentes o clientes o consumidores), máxime ahora que se están dando los golpes y “golpecitos” de estado sin utilizar los tanques.

Por eso, desde el escándalo, intento alertar de esta situación y llamo a los andaluces de todos los países y a los revolucionarios y antineoliberales del orbe entero a estar preparados con espíritu de brigada internacional para defender a partir de ahora el caso andaluz frente a los “pinochetistas” sin tanques, por ahora.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=1817&sec=6&aut=104

* La última y magistral novela del autor, "Tiempo de ruido y soledad" (Almuzara, 2012), fue presentada el pasado día 28 de abril en la ciudad de los cármenes por nuestro compañero Baltasar Garzón Garzón, vicepresidente provincial de UCAR-Granada.

No hay comentarios: