Contactar con GRANADA REPUBLICANA UCAR

Correo Electrónico: info@granadarepublicana.es

miércoles, 4 de julio de 2012

El fin de la era de la Transición


Ignacio Escolar


28/06/2012

Una hipótesis provocadora, tal vez equivocada: los actuales años de crisis –los que llevamos y los que están por venir– van a transformar la estructura social, cultural, económica, mediática y política de España del mismo modo en que lo hizo la Transición. Al igual que el lustro entre 1975 y 1980 marcó la evolución del país durante casi tres décadas, el periodo de la crisis (2008, ¿2013?) va a sentar los cimientos sobre los que se construirá la España de los próximos años. No sabemos si el cambio será a mejor. No está claro tampoco qué sobrevivirá del modelo anterior. Lo que sí es evidente es que todo está en juego: los partidos, la monarquía, el Estado autonómico, la justicia, los sindicatos, la prensa e incluso la propia moneda en la que pagaremos los platos rotos que estos años nos van a dejar.

Una maldición china: ojalá vivas tiempos interesantes. En ello estamos ya. Los años de la crisis van a ser lo más parecido a una guerra que padecerá nuestra generación, tanto por su abrasiva destrucción como por la previsible reconstrucción que en algún momento llegará.

Este periodo marcará un antes y un después porque se juntan varios factores que empujan a una gran transformación: una revolución más que una simple reforma. No solo es una crisis que destroza el modelo económico –el de la burbuja inmobiliaria– sobre el que se levantó el cuestionable milagro español. No solo es el naufragio del euro, un edificio en ruinas que no sabemos si colapsará. No es simplemente una reestructuración del papel del Estado en la economía, ese anoréxico al que se quiere hacer adelgazar. También es una revolución tecnológica, una nueva moral, una guerra generacional y un cambio en la distribución de la riqueza con ricos más ricos, pobres más pobres y una devaluada clase media que vivió de ese crédito barato que ya no existe y que ahora descubre cuál es su verdadero lugar en esta sociedad.

El fin de la Transición es un proceso que lleva en marcha desde hace cuatro años, desde que la caída de Lehman Brothers en 2008 marcó el inicio de esta pesadilla. Pero es ahora, en estos últimos meses, cuando el momento clave puede llegar. La crisis económica es como una sequía que ha dejado el embalse sin agua hasta mostrar el fondo del pantano, la basura que la lluvia de los buenos años ocultó. Ha derivado en una crisis institucional que corroe las bases del modelo actual. Algún día se saldrá del túnel, pero esa metáfora se suele interpretar mal. Muchos creen que volveremos a la luz por por el mismo sitio por el que entramos, que será un regreso a la España de 2007. Pero del túnel siempre se sale en otro lugar.

No hay comentarios: