Contactar con GRANADA REPUBLICANA UCAR

Correo Electrónico: info@granadarepublicana.es

martes, 19 de julio de 2011

Los republicanos de Granada ante el 20 de julio de 2011


José Luis García Puche*

Ideal

19/07/2011

Granadinos:

Mañana, miércoles 20 de julio de 2011, la asociación que me honro en presidir, la Unidad Cívica Andaluza por la República en Granada (UCAR-Granada), conmemora el 75º aniversario del golpe de Estado de 1936, junto con la Asociación Granadina por la Recuperación de la Memoria Histórica y la Plataforma Granada Abierta por la Tolerancia.

De nuevo, como en años anteriores, acudiremos a las tapias del cementerio de San José, a fin de poder rendir tributo y homenaje a las víctimas del levantamiento franquista, las cuales continúan en el más completo de los desamparos, a tres cuartos de siglo de perpetrada la barbarie. De nuevo, como en pasados veranos, volveremos a colocar una sencilla placa en desagravio a su memoria, mancillada y vilipendiada desde entonces.

Confiamos en que esta vez, aunque sea de manera excepcional, el Ayuntamiento de Granada sepa hacer honor a su condición de depositario de la voluntad popular granadina, respetando y manteniendo la pequeña plancha de metal en recuerdo de tantos paisanos asesinados en la defensa del orden constitucional de la Segunda República Española.

Desde UCAR-Granada, consideramos que la Segunda República fue el período más fructífero y apasionante de la historia de España. Por vez primera, el pueblo español asumía las riendas de su propio destino, proyectando un diseño de país incluyente para las grandes mayorías, intentando acortar las distancias con Europa, respondiendo a las monumentales incertidumbres del movimiento obrero.

La República del 14 de Abril fue una República democrática de trabajadores de toda clase, una República enemiga de la guerra como instrumento de política internacional, una República partidaria de la educación científica y laica, una República de los maestros y de los intelectuales, fue la República que concedió el voto femenino, consagrando el sufragio universal. La República conjugó en su seno la tradición del liberalismo progresista decimonónico con la nueva ola obrerista derivada de la irrupción del pensamiento marxista en la escena internacional.

El golpe de Estado del 18 de julio de 1936 supuso el principio del fin de la experiencia republicana. Los sectores más reaccionarios de la sociedad española de entonces apoyaron y promovieron la sublevación de una parte del Ejército contra el régimen legalmente establecido. El trienio sangriento de la guerra civil acabó enterrando a la Segunda República en las brumas del pasado, llevándose por delante la vida y la esperanza de cientos de miles de republicanos, entre ellos muchos granadinos.

La dictadura del general Francisco Franco paralizó la vida política española durante cuatro décadas ominosas. Nuestro país vio abruptamente cercenado su progreso económico, sufrió el drama del exilio de la crema de la intelectualidad y la comunidad científica, convirtiéndose en una inmensa cárcel para los luchadores por la democracia.

La Inmaculada Transición cerró en falso la tiranía franquista, instaurando la Monarquía de Juan Carlos I sin el preceptivo concurso de unas Cortes Constituyentes. El nuevo estado de las cosas surgido a raíz de la muerte del autócrata arrojó un nuevo manto de silencio, más espeso si cabe, sobre la memoria de la República y el recuerdo de aquellos españoles que la auxiliaron y sostuvieron con su vida o libertad, estableciendo una suerte de amnesia histórica oficial que aún perdura tantos años después.

Por todo ello, los hombres y las mujeres que formamos UCAR-Granada, colectivo republicano, interclasista y pluralista, exigimos Verdad, Justicia y Reparación para las víctimas de la dictadura franquista, en especial para las habidas en la provincia de Granada, nuestro radio natural de acción y reflexión.

Los republicanos del siglo XXI no nos detenemos ahí. Si pretendemos la Recuperación de la Memoria Histórica, con mucho más ahínco defendemos la necesidad de replantear nuestro actual marco de convivencia, apostando por la República. Somos republicanos porque somos radicalmente demócratas y porque no podemos comprender como una familia determinada puede copar la jefatura del Estado sin pasar la prueba del algodón de las urnas.

Según reflejan las encuestas, la mayor parte de la población española actual no tuvo ocasión de votar la Constitución de 1978, una entelequia cosida a retazos cuyo ciclo parece ya agotado. La estadística dice también que nuestra juventud más consciente comienza a cuestionar el mantenimiento de la Monarquía Borbón, la cual ha supuesto un gasto suntuario de casi ocho milllones y medio de euros (8.434.280 € exactamente) sólo a lo largo del presente año 2011. En el marco de una crisis económica de proporciones bíblicas, el presupuesto de la Casa Real supone una broma de mal gusto para el español medio, amenazado por el paro y lastrado por la hipoteca.

Ante la oportunidad histórica de regeneración democrática que representa el movimiento 15-M, UCAR-Granada reclama la apertura de un proceso constituyente que pueda desembocar en la proclamación de la Tercera República Española. La República puede y debe ser un buen punto de apoyo para empezar a cimentar esa Democracia Real que tanta gente de bien anda demandando en calles y plazas.

Os esperamos pues en las tapias del cementerio municipal de la capital, a la vera del camino del Llano de la Perdiz, a las 8 de la tarde del 20 de julio.

Salud y República, ciudadanos de Granada.

* El doctor José Luis García Puche, director de la Unidad Clínica de Oncología Integral del Hospital Universitario “San Cecilio” y profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, es presidente de UCAR-Granada desde su fundación el 25 de abril de 2005.

No hay comentarios: